La clave para el futuro es nuestra actitud

Miguel Angel Corrales, Editor y Presidente de La Publicidad, analiza en el último “Editorial” los últimos datos de inversión publicitaria de Zentinela y la Inteligencia Artificial.

Comenzamos el año y sigue la incertidumbre en los mercados. La bolsa ha cerrado el año con un fuerte descenso, aunque nuestro presidente Sánchez nos dice que España “crecerá más que Francia, Italia y Alemania”. Sin embargo, las empresas tecnológicas prefieren instalarse en Portugal antes que en nuestro país porque seguimos con problemas de credibilidad económica en mundo empresarial y no parece que el problema catalán ayude sino todo lo contrario.

Afortunadamente, en este entorno los anunciantes se sienten optimistas, según el estudio Zentinela, la inversión publicitaria en medios convencionales crecerá este año un 2,2% si se cumplen las previsiones del panel, compuesto por directivos de empresas anunciantes. Pero, para 2019, las previsiones mejoran y el crecimiento de la inversión podría situarse en el 2,9%, un punto más que lo previsto hace dos meses. Para los medios no convencionales se mantiene una previsión de crecimiento del 1,1%. Si se cumplen todas las previsiones, la inversión en medios podría llegar a 12.484 millones de euros. Otro dato interesante es que parece que los medios tradicionales van recuperando paso a paso el peso relativo que tenían antes de la crisis, ahora representarían un 43,85% de la inversión total en medios.

Aunque la inversión publicitaria se prevé continuará creciendo menos que el PIB, en esta ocasión es muy probable que también se quede por debajo de la inflación. Por encima de las cifras lo importante es que estos anunciantes son optimistas con las el futuro de nuestra industria, a pesar de los pesares, recuperando dieciséis puntos del Índice de Percepción de la Situación Económica (IPSE) y el Índice de Percepción del Mercado Publicitario (IPMP) también recupera 23 puntos. Se espera que este año el mayor crecimiento se produzca en redes sociales, móviles, vídeo online e internet en general; desgraciadamente, para los medios impresos se esperan caídas, aunque menores que las previstas hace dos meses. En MNC, la mayor subida se espera en Marketing Móvil y en Actos de Patrocinio deportivo. La inversión digital negociada de forma programática representaría en estos momentos un 22% del total de la inversión; también el branded content crecerá en los próximos meses. En fin, buenas noticias para terminar el año.

“Por encima de las cifras, lo importante es que los anunciantes sean optimistas con las el futuro de nuestra industria”

Un espacio al que dedicamos unas páginas en este número tiene que ver con la Inteligencia Artificial y sus aplicaciones en diferentes profesiones. Está más de actualidad que nunca. Partiendo del temor generalizado por la irrupción e la IA en nuestras vidas y por los peligros irreversibles e incontrolables que nos pueda llegar a ocasionar, un grupo de expertos en el ámbito de la Publicidad responden con esperanza y positividad ante este hecho. De hecho hablan de IA y humanidad, eliminando el versus que suele dividir a ambos, y ponen luz ante los miedos tales como la pérdida de puestos de trabajo. Yo quisiera ir más allá, ya que recientemente se ha conocido el poder de la Realidad Aumentada en la cirugía y en la oncología. Todo una avance que no ha hecho más que empezar y que aporta esperanza sobre este tema. Porque, como se preguntaba La Sirenita sobre los humanos, ¿cómo alguien que hace tantas maravillas puede ser tan malo? Porque el temor está ahí, ante lo desconocido, ante la magnitud del poder de decisión que alcanza la robótica sobre nosotros pero, como se dijo en la mesa de debate, detrás de la IA están los humanos, así que habrá que usarlo en nuestro favor.

Para terminar, destacar una noticia de hace pocos días el Festival el Sol se traslada a Madrid. No sabemos las causas, ya que la organización no ha dado más datos, aunque el descenso de asistentes que se percibía los últimos años y los datos económicos podrían ser una de los motivos. Es una lástima, primero perdimos San Sebastián y ahora Bilbao.

¡Feliz año a todos nuestros lectores!