“Por ser mujer y joven a veces he tenido problemas con generar credibilidad”

Sandra García, General Manager CBA Design en España.

Hoy, día de la mujer trabajadora, charlamos con Sandra García para conocer más sobre su papel en CBA, cuáles han sido sus pasos a seguir  y retos en un sector liderado, en su mayoría, por hombres.

Cuánto tiempo llevas liderando CBA (Ogilvy)?

Dos años liderando CBA en España.

Eres muy joven pero, ¿cómo ha sido tu recorrido hasta llegar al puesto que ocupas actualmente?

Tengo 33 años y llevo 11 años formando parte de la compañía. Ogilvy y CBA me dieron mi primera oportunidad cuando estaba a punto de licenciarme en la universidad. Cada dos – tres años, mi rol dentro de la compañía cambiaba, para mejor. Nuevos proyectos, nuevos equipos, nuevas ciudades, nuevas responsabilidades, nuevos retos. Nunca he hecho lo mismo ni he pensado de la misma manera. Estoy saliendo de mi zona de confort constantemente, lo que resulta muy estimulante y enriquecedor. Gracias a ello, he logrado un desarrollo profesional exponencial, teniendo, además, la oportunidad de aprender de los mejores y estar rodeada de grandes iconos de la comunicación, creatividad y diseño a los que admiro. Pura inspiración para mí. Un lujo de aprendizaje sin descanso.

Como mujer, ¿qué dificultades has encontrado por el camino?

Quizás el hecho de generar credibilidad desde el principio. Pero no tanto por ser mujer exclusivamente, sino por ser mujer joven. Soltera, independiente, sin hijos, ni matrimonio a la vista. Resulta abrumador para algunos e incomprensible para otros. Inevitablemente, en algunos círculos, se juzga. Tengo que reconocer que, en mi caso, siempre me he sentido valorada y reconocida por mi capacidad, no por mi género. Pero más de un “Sandrita” se ha escapado. Lo que ha provocado en mí, en alguna ocasión, la necesidad de querer demostrar que era más fuerte, o más lista, o más rápida intelectualmente. Estar en un comité de dirección de una multinacional con 33 años es una oportunidad maravillosa para aprender, conocer y descubrir. Pero, al mismo, tiempo, sientes cierta presión adicional (que no sabes exactamente de dónde viene) por generar credibilidad, ya que la siguiente persona más joven en esa sala tiene 10 años de experiencia más que tú, y es un hombre. Mujer, joven, de éxito, no es apto para todos los públicos. Y no entiendo dónde reside el problema, pero es una realidad.

¿Qué supone ser mujer directiva en un mundo dominado por los hombres?

Supone que tienes que tener la piel dura. Y disfrutar de una profesión que es maravillosa, seguir tu criterio, ser firme y coherente en tus creencias y mirar hacia delante. Hay hombres y mujeres extraordinarios en el mundo de la creatividad, pero sí es cierto que, históricamente, ha sido un sector liderado por hombres. Pero está cambiando. Y lo seguirá haciendo, cada vez más rápido. A mí las oportunidades me las han dado hombres y, en parte, gracias a lo que ellos han visto en mi durante estos años, estoy aquí hoy.

¿Has tenido problemas por ser mujer y muy joven a la hora de enfrentarte a clientes?

Problemas importantes no. Miradas de incredulidad, más de una. Por lo que decía antes, ¿es creíble que una mujer de 33 años pueda enseñarle algo a un directivo de 55? Yo creo que siempre se puede aprender de cualquiera independientemente de su género o edad. 

Hay mucha campaña y acciones de concienciación para combatir el machismo, tú que trabajas en publicidad, ¿qué papel y responsabilidad tienen las marcas en este proceso de cambio?

Las marcas son vitales para la concienciación de la sociedad. Son referentes para la gente. Son embajadoras. El compromiso e implicación de una marca con una causa define su identidad, sus principios y sus valores. Si éstos se alinean con los de la sociedad, pueden impactar de una forma totalmente positiva, y pueden ayudarnos a cambiar el mundo.

En CBA, ¿cómo trabajan el tema de la igualdad?

No hay que trabajarlo. Existe, sin más.

¿Crees que la conciliación es real o un mito?

Depende de las personas que representen las empresas. En mi caso es real, necesaria y vital para fomentar el desarrollo y rendimiento de una persona, lo que impacta de forma directa en el negocio. Con las puertas abiertas, nadie se va.

¿Qué consejo le darías a otras mujeres para destacar en el trabajo?

Que sean ellas mismas siempre, sin miedo.


Artículo anteriorPedro Muñoz: ”el vídeo es la mejor forma de contar una historia”
Artículo siguienteSrBurns cuenta cómo #EllasMuevenElMundo