«La cuota de mujeres en los altos puestos es anecdótica»

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, hoy presentamos una nueva entrevista en nuestro especial ‘Mad Women Power’. Y es que el empoderamiento de la mujer no es una moda. Surge de la necesidad de dar visibilidad a una problemática que en muchos ámbitos profesionales, sigue existiendo. Techos de cristal, diferencias salariales, conciliación… son algunos de los principales retos a los que se han enfrentado las mujeres en el entorno laboral a la hora de alcanzar puestos de responsabilidad.

A continuación, Pilar de Giles Lopez, Directora Creativa en Proximity Madrid, nos ofrece su particular punto de vista en exclusiva para el Periódico PublicidAD.

¿Cuáles han sido los principales escollos que ha tenido que superar para llegar hasta su actual puesto de trabajo?

Más que escollos prefiero llamarles retos. Quizás el más importante fue adaptarme y encontrar el equilibrio entre mi vida personal y profesional. Venía de estudiar una carrera donde el tiempo y el proceso creativo lo marcas tú (BBAA) y aquí es justo lo contrario, te lo marcan. Este sector no te deja reflexionar mucho, es rápido, cambiante, te tienes que adaptar a su ritmo y entender el negocio, pero una vez más, ser creativo me ayudó en el proceso. Tras mucho esfuerzo entendí que poner el foco en mi vida y no solo en el trabajo es importante y aprender a desconectar ayuda y mucho a trabajar mejor. Encontrar el equilibrio e ir entendiendo con los años que esto va de levantarse una y otra vez han sido los mayores retos personales. Este es un trabajo apasionante, pero es importante parar en el camino para disfrutarlo. 

Decir que a una mujer le cuesta más alcanzar un puesto de responsabilidad, ¿es demagogia o totalmente cierto?

Es totalmente cierto, no lo digo yo, lo dicen los estudios sobre igualdad de género. La cuota de mujeres en los altos puestos es anecdótica, no solo en publi sino en las empresas en España en general. Pero además si me centro en mi área, la creatividad, ese gap se hace mucho más visible, solo hay 20% de mujeres en los departamentos creativos, cuando la mayoría de los licenciados en publicidad son mujeres. Está claro que tenemos que trabajar mucho desde dentro para poder cambiar esta situación y la buena noticia es que creo que no solo hay ganas si no que ya existen programas que están trabajando con objetivos a corto plazo y muy concretos. 

Como en todas las crisis, en esta de la COVID, ¿vuelven a ser las mujeres el sector más vulnerable?

El Covid lo que ha hecho ha sido poner de manifiesto las desigualdades que ya había y claramente las mujeres han sido uno de los sectores más perjudicados. Somos más vulnerables porque nuestros trabajos así lo son. Pero también curiosamente todo esto ha destacado la dependencia que la sociedad tiene de las mujeres porque estamos tanto en primera línea como en el hogar. Nos toca seguir luchando para construir un mundo más resiliente en el que las mujeres tenemos un papel protagonista.

¿Ha notado algún tipo de discriminación salarial en los puestos en que ha desarrollado su labor profesional?

La discriminación existe y no podemos negarla, pero en mi caso he de decir que he tenido muy buenos compañeros de viaje, tanto hombres como mujeres y si la he tenido no he sido consciente. Siendo sincera y repasando mi trayectoria, he tenido la suerte de rodearme de grandes mujeres que me han dado grandes oportunidades y de las cuales estoy muy orgullosa. Han sido más que jefas, amigas y compañeras y todas ellas muy generosas. Me han enseñado muchísimo, con mucho respeto siempre y he contado con un gran apoyo por su parte siempre. Estoy muy agradecida por ello.

¿Romper el llamado techo de cristal es posible o solo es un acto reservado a unas pocas?

Si, claro que se puede, aunque es una responsabilidad de todos, no solo de las mujeres. Las administraciones públicas tienen un papel fundamental en esto, así como las empresas tienen la responsabilidad de implicarse, eso es vital. Existen muchas herramientas que pueden ayudar a esto, como programas de mentoring, Creación de Comités de Equidad de Género, programas específicos y de acompañamiento para mujeres, etc… Si queremos romper los roles de género también tienen que cambiar las expectativas de lo que se espera para los hombres y para las mujeres.

En su caso particular, la famosa conciliación familiar, ¿ha sido posible a costa de qué?

Mi conciliación ha sido posible gracias a mi empeño por ganar tiempo para mi y eso lo he conseguido poniendo foco en mi vida y teniendo claras mis prioridades. Yo no soy madre y eso hace que muchas veces sea más fácil renunciar a tu tiempo personal porque no hay una obligación o responsabilidad inmediata, pero sí existe y es muy importante tenerla clara. Con esto no quiero decir que mi trabajo no sea importante, claro que lo es, ¡y me encanta! Pero poner límites ayuda a hacer mejor tu trabajo y a ser más efectiva. Necesitas desconectar, ver mundo, hablar con la gente, salir de tu círculo y respirar para poder hacer luego tu trabajo mucho mejor y con más ganas. El teletrabajo creo que también ha ayudado a concienciarnos mucho y ganar en ese terreno. 

- Contenido relacionado -