‘Es el momento de reconsiderar el Targeting Semántico Contextual en tu estrategia de marketing. ¿Por qué?’

Septiembre es sin duda para La Publicidad el mes de la Programática. El próximo 22 de Septiembre tendrá lugar el VI Foro de Programática en los Cines Callao, y referente a tan esperado evento lanzaremos nuestra ‘Guía Programática’ que cuenta con las opiniones de los mejores expertos del sector. Uno de ellos es Juan Manuel Álvarez, Country Manager en Smart AdServer, quien aporta su visión sobre el actual panorama. ¡No te lo pierdas!

“En primer lugar, el final de las cookies: Una nueva era de targeting en base a contenidos. En los últimos años, hemos visto un cambio en las regulaciones de privacidad. Para ser justos, todos sabríamos que llegaría el día en el que Google, siguiendo los pasos de Safari Y Firefox, anunciaría el bloqueo de las cookies de terceros en los navegadores Chrome. Aunque este anuncio transformará significativamente el mercado del ad tech, tenemos 2 años para adaptarnos, innovar y encontrar nuevas formas de llegar a nuestra audiencia que preserven completamente la privacidad de usuario.

Sin embargo existen alternativas y, entre ellas, el targeting semántico contextual es una de las de mayor éxito. Esta solución sin cookies permite a los publishers sacar provecho de su activo más importante, su contenido, y posibilita que los anunciantes lleguen a la audiencia de forma precisa y en el momento en el que ésta es más receptiva a su mensaje.

Pero, ¿Qué es el targeting Semántico Contextual?. El targeting Semántico Contextual es una técnica para servir anuncios relevantes dentro de un contexto. En este sentido, sería comparable a un anuncio impreso en una revista especializada. Por ejemplo, un anuncio de utensilios de cocina en un artículo de recetas o un banner para promocionar clases de Inglés en un site de traducciones. Es un enfoque realmente potente y eficiente ya que ayuda a llegar a la audiencia en un contexto y un entorno editorial, donde ésta es mucho más receptiva al anuncio mostrado. Se trata de atrapar al público adecuado en el momento y lugar adecuado.

Si lo comparamos con la forma tradicional o el enfoque basado en keywords, el targeting semántico contextual es mucho más sofisticado al basarse en el análisis semántico del contenido relevante de la página para determinar su auténtico significado. Optando por el targeting de keywords, puedes perder el verdadero significado de la página. Por ejemplo, apuntando a la palabra “golf” para buscar a entusiastas de este deporte, necesitarás abarcar páginas de deportes, pero también websites hablando de Volkswagen Golf. Por otro lado, la semántica contextual ayuda a distinguir si una página trata de deportes o de alguna otra cosa, como por ejemplo, coches.

Utilizando Automatic natural language processing (NLP), el algoritmo escanea el contenido relevante de la página para entender su verdadero significado. Tiene en cuenta la secuencia de palabras, la probabilidad con la que aparecen y su significado. Luego, tal y como lo haría un humano, el algoritmo clasifica estas páginas en categorías.

Una vez se apunta a una categoría de semántica contextual específica, los anuncios sólo serán mostrados en las páginas que hagan match con esa categoría.

Para aprovechar el máximo la semántica contextual y como parte de nuestro marketplace, hemos desarrollado un algoritmo propio basado en inteligencia artificial, el cual está integrado de forma nativa en nuestro adserver y SSP. Utilizando esta herramienta, los publishers pueden activar un amplio rango de segmentos listos para utilizar y llegar a la audiencia en páginas de una temática específica. Estos segmentos están disponibles directamente tanto para apuntar al target al que nos dirigimos , como de forma excluyente, es decir, audiencia que no queremos, al crear deals o campañas directas que permitan a los publishers responder de forma eficiente a los briefs de los compradores, así como ayudarles a llegar a su audiencia deseada”.