‘El futuro no se detiene y un parto prematuro’

Descubre la segunda parte de una nueva entrega de la sección “Salomón”, en este caso referente al número impreso de marzo de La Publicidad en 2020. No te pierdas su mirada crítica sobre algunos de los spots de actualidad.

Por otro lado, uno de los spots que más aceptación han tenido en el último mes de cara al público ha sido el lanzado por Repsol bajo el claim El futuro no se detiene, nosotros tampoco. Una campaña de comunicación que tiene lugar después del anuncio de que Repsol será una compañía de cero emisiones en el año 2050. Un spot que cuenta con: una canción que cada vez que la escuchas se te pega más y más, diferentes efectos de imagen en las personas que lo protagonizan que aporta ritmo y dinamismo… En definitiva, un cóctel completo de elementos para que Repsol y la agencia se sientan satisfechos por un trabajo muy bien producido.

Y, si algo me ha afectado en este último mes, ha sido que Casa Tarradellas ha vuelto a sacar un spot. Con la esperanza puesta en perder de vista a la niña insoportable de su anterior campaña (la que no quería mudarse de casa), la nueva película me encasqueta ahora a la pareja de padres primerizos más empalagosa, absurda y estereotipada que uno pueda imaginar. No sé que muestreo de familia hacen antes de lanzar las campañas o si, directamente, rescatan alguna historia de película americana y la cuenta “a la española”, pero la historia, el mensaje y los personajes se alejan mucho de representar una realidad. Cierto es que si en algo se ha caracterizado la marca ha sido en cuidar bien la producción, dando a cada spot la calidad y el ritmo de una película de cine pero deberían plasmar historias con familias más de aquí y menos de allá. Por destacar un detalle más realmente publicitario, hablaría del momento en que el chico, en plena estampida al hospital, vuelve a por su trozo de pizza.