‘Abrazar lo inesperado’

Desde La Publicidad hemos elaborado un año más nuestro especial “Anuario”, donde diferentes profesionales del sector hacen balance de un 2020 que ha sido distinto para todos. Hoy es el turno de Tomás Ostiglia, Executive Creative Director en Lola MullenLowe.

“Quitando el pequeño detalle de la pandemia, 2020 para Lola, fue un año de muchos avances. Renovamos parte del equipo, trabajando muy enfocados en resolver los problemas reales de nuestros clientes con creatividad y eficacia. Fue un año en el que echamos de menos estar juntos, pero así aprendimos a estar cerca de otra manera y generamos un sistema de trabajo muy bueno. Al comienzo agotador, pero luego, organizándonos mejor, súper eficaz. Ganamos varias cuentas, un montón de proyectos para marcas nuevas y como consecuencia del buen trabajo, también una buena cantidad de premios.

Cuando miro hacia delante, nos veo puliendo todo lo que aprendimos este año para seguir creciendo en esa dirección. Estas grandes crisis te ayudan a parar la pelota y pensar profundamente. Hoy siento que sabemos mejor lo que queremos y cómo y adónde ir a buscarlo, por eso creo que 2021 va a ser un gran año en esos términos -a pesar de la muy probable recesión que viviremos-. A mí me gustaría que al volver a la normalidad no perdamos las cosas buenas que aprendimos, encontrando un balance entre lo que hay que mantener de lo que pasó y lo que no queremos recuperar de la antigua normalidad. 

Pero vuelvo al presente, que cada vez estoy más convencido de que es el lugar donde hay que estar fuerte. Nosotros los publicitarios, vivimos pensando en el futuro, que es cada vez más incierto. Después de todo lo que vivimos este año, uno se da cuenta de que estando bien parado en el presente es la mejor manera de prepararse para lo que sea que vaya a venir, que es cada vez más inesperado y cambia más rápido. 

Animo a clientes y agencias a animarse cada vez más a poner la hoja en blanco y pensar de una manera más pura y mucho más cercana a los problemas que tenemos que solucionar. 

Tenemos que abrazar lo inesperado. Esa es la única certeza que tengo”.

- Contenido relacionado -