Weborama lanza nuevo producto: MoonFish

El desafío de la transformación digital para las empresas requiere a menudo una intervención humana antes de convertirse en algo puramente tecnológico. El mundo de los datos no debería ser solo una cuestión que atañe a expertos en datos. Este es el motivo por el cual Weborama lanza MoonFish, una nueva solución que simplifica la creación de audiencias y que se asienta sobre dos pilares: la calidad de los datos de Weborama y la inteligencia artificial semántica. Cualquier profesional de marketing, independientemente de su bagaje o formación, podrá utilizar MoonFish y crear segmentos de audiencia exclusivos, de grandes volúmenes, para activarlos de inmediato.

La tecnología de MoonFish se basa en el conocimiento y la experiencia de los profesionales de R&D de Weborama. Gracias a ellos, la inteligencia artificial semántica de la compañía se ha colocado a la vanguardia del mundo científico. Weborama tiene como objetivo proporcionar a los anunciantes una respuesta innovadora y poderosa a los desafíos que presenta el mundo digital, para alcanzar un pleno conocimiento del consumidor. De hecho, ya satisface las necesidades de casi 1000 grandes empresas en diversas industrias, que necesitan atender a sus clientes y comunicarse con ellos en francés, inglés, ruso, alemán, español, italiano y portugués.

Paso a paso, palabra por palabra, con MoonFish cualquier profesional puede gestionar la creación de audiencias científicamente sólidas, de la manera más transparente, adaptándolas exclusivamente a los objetivos perseguidos y activándolas de inmediato en el ecosistema digital deseado. MoonFish se basa en:

  • Un corpus semántico de Big Data propio, compuesto por cientos de millones de palabras lematizadas.
  • Combinaciones algorítmicas exclusivas de procesamiento natural del lenguaje automático. – Potente base de datos propietaria, con 1.300 millones de perfiles, que permite el modelado exclusivo de segmentos objetivo, combinando granularidad y grandes volúmenes.

Con MoonFish, la posibilidad de crear fácil e instantáneamente segmentos, permite a los anunciantes poder desmarcarse de sus competidores:

  • Exclusividad de los públicos objetivos creados en función de la experiencia, las necesidades específicas y la segmentación de mercado de cada cliente.
  • Control total de sus datos, que se utilizarán para la conversación con sus audiencias y que pueden ser activados por sus proveedores de servicios si fuera necesario.
  • Utilización inmediata de las audiencias creadas en todos los ecosistemas digitales.
  • Facilita la adopción de una organización y cultura basadas en datos, esto es, el factor clave del éxito de la transformación digital de una empresa.