Prisa registra un beneficio de 89,7 millones en 2020

“El año 2020 ha sido tremendamente complicado por la pandemia, que ha tenido un efecto muy duro sobre nuestros negocios. Pero creo que, en estas condiciones, la respuesta de PRISA ha sido excepcional”, explica el consejero delegado del Grupo, Manuel Mirat

El Grupo PRISA cierra el año con un beneficio de 89,7 millones, frente a las pérdidas de 182,3 millones registrados el ejercicio precedente. El resultado positivo deriva de la plusvalía procedente de la venta de Santillana España de 377 millones, que compensa, entre otros, el impacto contable de la nueva refinanciación (37 millones), los deterioros de la venta de Media Capital (77 millones), los derivados de la totalidad de los créditos fiscales pendientes en España (62,4 millones) y los correspondientes a activos de Radio en Latinoamérica (26 millones). 

El Ebitda de PRISA en 2020, que desciende un 66%, se ha visto afectado, en línea con lo esperado, por la crisis del Covid-19, especialmente en el negocio de Media. En concreto, la pandemia ha tenido un efecto negativo estimado de 223,1 millones en los ingresos y de 103,6 millones en el Ebitda.   

El Grupo ha realizado un gran esfuerzo en la contención de costes, con un ahorro de 49 millones, lo que supera claramente los 40 millones comprometidos en el plan de contingencia puesto en marcha en todas las unidades de negocio para aminorar los efectos negativos del Covid-19.   

El tipo de cambio ha tenido un efecto negativo, de 72,2 millones en los ingresos y de 13 millones en el Ebitda, debido a las devaluaciones en México, Argentina y Brasil. 

La deuda neta bancaria al final de 2020 se sitúa en 679 millones, frente a 1.061 millones a diciembre de 2019, tras la amortización procedente de los fondos de la venta de Santillana España y Media Capital. A 31 de diciembre de 2020, la caja suma 222 millones de euros, con 143 millones adicionales de líneas de liquidez sin disponer.  

- Contenido relacionado -