¿Estamos preparados para un ciberataque en el Internet de las Cosas?

El llamado Internet de las Cosas (IoT), tecnología consistente en la comunicación entre dispositivos o ‘cosas’ mediante su conexión a internet, tiene una presencia cada vez mayor en nuestra vida diaria. Aunque una de sus aplicaciones más conocidas es en el mundo de la domótica, su empleo tiene posibilidades casi infinitas, como en la agricultura, el transporte, la logística y hasta en la sanidad.

Lavadoras inteligentes, frigoríficos que avisan de cuándo va a caducar un determinado producto, programación remota de la calefacción, alarmas de videovigilancia inteligentes… el Internet de las Cosas está pensado para facilitar el día a día de aquellos usuarios que dispongan de estos dispositivos. Como tal, su popularidad está en alza, hasta tal punto que uno de los instrumentos basados en IoT más populares, el altavoz inteligente Amazon Echo, se agotó antes de Navidades.

Sin embargo, la generalización de esta tecnología no trae consigo únicamente beneficios y facilidades, ya que su uso conlleva implicaciones especialmente graves en materia de ciberseguridad. Y es que los cibercriminales llevan a cabo ataques cada vez más sofisticados, aprovechándose de las vulnerabilidades en el entorno del Internet de las Cosas, de acuerdo con el Informe de ciberseguridad anual de Cisco.

De hecho, según la empresa de software F5 Labs, los dispositivos de IoT se han convertido en el principal objetivo de los hackers, sobrepasando a los servidores web, a las aplicaciones y hasta a las bases de datos. Además, esta misma empresa afirma que España ha sido el país que más ataques ha sufrido a través del Internet de las Cosas en la primera mitad de 2018, acumulando el 80% de los ataques de este tipo en todo el mundo.

Hay una amplia variedad de ataques que pueden afectar a los dispositivos del Internet de las Cosas. La Oficina de Seguridad del Internauta menciona, entre otros, el secuestro de dispositivos a cambio de un pago, el robo de información sensible o ataques a la privacidad del usuario.

Con cada vez más aspectos de nuestra vida interconectados a la red, desde la casa hasta la salud, ¿qué pueden hacer los usuarios para protegerse de este tipo de ataques, sobre todo teniendo en cuenta que un sondeo de Affinion desveló que el 77% de encuestados no conoce ni cuenta con herramientas para reaccionar ante un ciberataque?

- Contenido relacionado -