El tráfico en la red ha aumentado en más de un 40% en España respecto a los datos habituales

¿Cómo está afectando la crisis del coronavirus y el confinamiento de los españoles a la venta online? El estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo, ha implicado un aumento considerable del uso de la red de datos, de nuestra manera de consumir y, por ende, de nuestras compras a través de internet.

Este cambio de comportamiento en los consumidores activa nuevas formas de comprar y de tomar decisiones entorno a las compras. Así lo ha reflejado la consultora digital Very Optimo en su informe “Optimo Trends” y en el cual analiza el aumento que se ha dado en las ventas online en Italia durante las dos primeras semanas de su confinamiento. Este análisis permite extrapolar los datos a España, que sigue a Italia por pocos días en cuanto a estado de alarma se refiere.

Los datos muestran que durante esta primera semana desde el inicio del estado de alarma, el tráfico en la red ha aumentado en más de un 40% en España respecto a los datos habituales. Del mismo modo, en Italia los usuarios han aumentado en un 70% el uso de la red en dos semanas.

El informe destaca que durante la segunda semana del confinamiento en Italia, del 2 al 8 de marzo, se registra una subida de venta en productos farmacéuticos y de higiene de un 50% respecto al mismo periodo en el año anterior acompañado por una subida que oscila entre el 10% y el 20% en el resto de los sectores. Un dato que todavía no está cerrado en España pero que, como podemos observar, sigue el mismo camino.

Es evidente que los consumidores han tenido que adaptarse a esta nueva forma de consumo y el perfil de compradores online se ha visto ampliado a personas más mayores y que nunca se habían enfrentado a una compra por internet.

Del mismo modo, también es evidente que el auge de las ventas online no involucra a todos los sectores e industrias en la misma medida. Tanto en Italia como en España, Very Optimo clasifica estas empresas en 3 niveles de crecimiento distintos:

1. Las industrias que están experimentando un incremento las ventas a través de canales digitales como el sector alimenticio, farmacéutico, servicios legales, telefonías, servicios de limpieza y desinfección, servicios de TV, educación online, videojuegos, ordenadores… Empresas de estos sectores ya experimentan rotura stock en algunos de sus productos.

2. Las sectores que están añadiendo a su canal de venta físico el canal de venta online y otorgando más peso a este como los restaurantes que hacen envíos a domicilio; los retailers de jugueteras y moda que asumen cierta flexibilidad en la entregas y devoluciones; o la industria de la belleza, estética y cuidado personal.

3. Las industrias que echan el cierre a su producción como el sector automovilístico, turismo, cultura cine y espectáculos, parques temáticos o centros comerciales. Algunos de ellos, como el sector de la cultura, toma envergadura y presencia en redes sociales con conciertos, clubs de lectura o tertulias.

No podemos negar que el COVID-19 está afectando de manera drástica a la economía de las empresas y hogares españoles pero también es muy cierto que nos obliga a ser más creativos y ágiles en la forma de vender y de comunicar empresas con usuarios y potenciales compradores, pero sobre todo es una gran oportunidad para los optimistas, adaptables y los visionarios del mundo digital.

- Contenido relacionado -