Claves para que las marcas puedan optimizar sus inversiones en digital

Desde hace varias semanas, a nivel mundial, se está experimentando una vuelta a la nueva normalidad. Este periodo de transición es una buena oportunidad para las marcas para adaptarse al cada vez más cercano futuro sin cookies. En esta línea, la CDP (Plataforma de Datos de Clientes) Zeotap, ha realizado un Informe en el que proporciona las claves necesarias para que las marcas puedan optimizar sus inversiones en digital con una identidad digital holística de los consumidores.

Sobre la identidad digital se destaca asimismo que es una solución que ofrece, entre otras ventajas, la de proporcionar, por un lado, una visión unificada del cliente, ya que vincula los canales tradicionales con los digitales, y por otro, combinar los datos propios de las marcas con la información procedente de otras fuentes. De esta  forma se posibilita el poder  mantener una relación con los consumidores más personalizada.

Al mismo tiempo, se señala que la implementación de una estrategia de identidad digital de los consumidores, si se hace con un proveedor tecnológico adecuado, es algo que les proporciona a las marcas tres ventajas importantes con respecto a su competencia:

1ª) Calidad

Muchos proveedores tecnológicos de data han favorecido con frecuencia la escala de los datos y no su calidad, logrando resultados discutibles para las marcas. De ahí que se aconseja a éstas trabajar con proveedores tecnológicos que realicen una cuidadosa vinculación de las diferentes señales de identidad de los consumidores con los que lograr la verdadera eficacia de las campañas. Porque además, se señala, hoy más que nunca, las marcas quieren asegurarse de que cualquier decisión de marketing que tomen ha de estar basada en datos fiables.

2ª) Transparencia

La resolución de la identidad digital ha supuesto solventar importantes retos. En primer lugar, la procedencia de los datos, así como su recopilación, que debe ser totalmente compatible con la normativa vigente en cada momento. Al mismo tiempo, cualquier tipo de actividad posterior debe tener una trazabilidad del consentimiento, así como transparencia en la naturaleza del tratamiento y uso de los datos. 

3ª) Flexibilidad

Por último, el Informe destaca que es importante que una empresa de datos sea flexible. Por un lado, en cuanto a la forma de implementar su tecnología en el entorno de los consumidores, asegurando satisfacer sus necesidades, especialmente las de los sectores más vigilados, como los servicios financieros o las telecomunicaciones. Por otro, hay que tener en cuenta que el panorama normativo de la industria digital está en continuo cambio y la capacidad de adaptación a él en la creación de soluciones es fundamental. 

El Informe concluye señalando que poco a poco, se está volviendo a la normalidad. Aunque también se remarca que en una economía frágil, como la actual, las empresas tienen que esforzarse en equilibrar sus inversiones en digital y exigir pruebas de buen funcionamiento de las inversiones en tecnologías con las que operan . Por eso, recomienda a las marcas aprovechar los próximos meses para organizar su estrategia digital antes de la desaparición de las cookies y así tener una diferencia competitiva frente al resto. 

- Contenido relacionado -