Alivio y temor, las dos últimas fases emocionales del confinamiento

Hoy media España entra en la fase 1 de la desescalada, y con ella damos el primer paso hacia esa nueva normalidad que todavía no tenemos claro en qué consistirá. Esto supone un nuevo reto en cuanto a cómo hacer frente emocionalmente a las semanas que nos esperan. Para conocer mejor en qué estado se encuentran los españoles durante todo este proceso, Ipsos España ha realizado desde el inicio de la crisis un seguimiento de los estados emocionales por los que la población española está pasando en sus hogares a través de su Comunidad What&Why. Estas fases son el producto del análisis de Ipsos China que ya han pasado por las diferentes etapas antes que en España. Información que, además, resulta muy útil para las marcas que necesitan encontrar nuevas fórmulas para contactar con sus consumidores en una situación excepcional.

Las fases identificadas son siete: incredulidad, preparación, ajuste, aclimatación, resistencia, alivio y temor. En este momento en España nos encontramos ya en la última, la del temor, aunque con gran parte de alivio también. Este alivio viene dado por la reapertura de negocios, que nos hace vislumbrar el final de esta situación y la alegría de poder reemprender la vida “normal” de nuevo. Sin embargo, el temor coge más protagonismo debido a las preocupaciones por la incertidumbre sobre la seguridad laboral y financiera de los próximos meses, así como por las consecuencias económicas que traerá esta pandemia. En concreto, existen cinco preocupaciones principales que ocupan a los españoles, en primer lugar se encuentra la más que posible crisis económica prolongada que se avecina (63%), seguida de la posibilidad de un nuevo confinamiento (60%), también continua presente la posibilidad de que enfermen nuestros seres queridos (52%), la incompetencia de los políticos está presente para el 41% de los encuestados, así como la imposibilidad de que no sepan ponerse de acuerdo por el bien común (36%).

Aunque estos temores no impiden que los españoles empiecen a realizar las actividades permitidas en la fase en la que se encuentran, de hecho, el 44% de los encuestados asegura haber pedido alguna cita previa en uno de los negocios que ya han reabierto, de ellos, el 27% lo ha hecho en una peluquería, y el 11% ha concertado una cita médica. Entre el 56% que todavía no ha reservado ninguna actividad, la mitad dice que lo hará en las próximas dos semanas, y la otra mitad confiesa que todavía esperará más.

En cuanto al nivel de gasto que realizamos durante el confinamiento, se detecta una estabilización, un 70% ha gastado lo mismo que la semana anterior, mientras que un 15% ha aumentado ese presupuesto y otro 15% lo ha reducido.

- Contenido relacionado -