A pesar de las restricciones 9 de cada 10 personas fueron a los restaurantes en 2020

No hay duda de que uno de los sectores más perjudicados por las consecuencias de la Covid-19 es la restauración, actividad que se ha tenido que reinventar para poder sobrevivir y que ha traído consigo una serie de cambios que permanecerán en nuestro día a día. Esta ha sido la temática que ha abordado Kantar, consultora en paneles de consumo, en un nuevo estudio en el que también se han tratado otras cuestiones, como las palancas que marcarán el rumbo de la recuperación en 2021.

Según datos de la consultora, la restauración cayó durante 2020 un -39,6%. Los canales on the go y on premise se han visto afectados por la pandemia con un porcentaje de evolución de -26,7% y -44,9% con respecto al año anterior, respectivamente. Aun así, el desplome hubiese sido mayor de no contar con alternativas como el delivery o el take away, sin las que hubiese decrecido un -45%, perdiendo hasta 400 millones de euros más.

Mientras el delivery alcanzó un crecimiento del 66%, el take away lo hizo en un 13,1%. Juntos han aumentado su valor en un 27,3% con respecto al año anterior, y han llegado a más compradores que recurren a este formato con más frecuencia, gastando también más.

Según María Josep Martínez, directora de Advanced Analytics en Kantar, División Worldpanel: “El delivery ha ganado en cuota lo que no ha conseguido en los dos últimos años, pasando de tener una penetración del 35 al 44,1% de los españoles. Aun así, no solo ha crecido en cifras, sino que ha provocado la creación de más establecimientos de comida para llevar”, ha concluido la experta.

Este aumento en las cifras de consumo de delivery también ha generado una transformación del servicio para adaptarse a las nuevas tendencias de consumo, originando la creación del delivery premium -experiencias gourmet fuera del restaurante-, el boom de las “dark kitchens” y la transformación digital de los restaurantes -mediante pagos a través del móvil, menús con códigos QR, pedidos remotos o reservas online-. Como consecuencia, esta situación también ha beneficiado a los agregadores, que han visto crecer su cuota de delivery hasta un 30%. Se trata del caso de compañías como Just Eat, Uber Eats, Glovo y Deliveroo.

En cuanto al “listo para comer”, se repite el trasvase de fuera a dentro del hogar. Así como el consumo fuera del hogar se ha reducido un -23,3%, dentro del hogar aumenta un 4,4%. Los retailers con mayor crecimiento In+Out son Mercadona, Carrefour y Lidl, que perciben su ocasión de consumo entre semana durante la jornada laboral.

Por último, en lo que respecta al consumo On Premise (canales de consumo en el lugar), pese a que 9 de cada 10 personas hemos vuelto al restaurante, hemos retenido un 61% de las ocasiones y reducido un 50% de las visitas. Y aunque los expertos de Kantar aseguran que la restauración resurgirá con el fin de las restricciones, será clave fidelizar al consumidor a través de acciones como la innovación, elemento que ha sido fundamental para la atracción de nuevos compradores en segmentos como el de la comida rápida.

- Contenido relacionado -