4 de cada 10 consumidores decide quedarse en la tienda si reconoce la música

La música ambiental que escogen los comercios influye directamente en la experiencia de compra. La mitad de los usuarios se marcha del establecimiento si la música no es de su agrado y el 40% de los consumidores pasa más tiempo en la tienda si la selección de canciones le gusta, según los datos recogidos por Legis Music.

Además, según la Asociación Internacional de Publicidad en Punto de Venta (POPAI) el 76% de las decisiones de compra se toman impulsivamente en el punto de venta, relacionándolo a la posibilidad de tocar, sentir y probar el producto, como el principal motivo para comprar en la tienda física.

En este sentido, las marcas aprovechan las estrategias de music branding, ya que el 73% de las personas piensa que el uso de la música mejora la imagen de marca, mientras que el 62% afirma que una melodía les hace sentirse más comprometidos con una empresa, según la encuesta realizada por Havas Group.

Incrementar las ventas gracias a una adecuada música ambiente

De la misma manera que el orden de los pasillos o la colocación de los productos tienen una organización muy estudiada para incrementar las ventas, una buena elección musical consigue el mismo efecto. Dependiendo de la elección de la pieza musical, se ve un impacto en la concentración del consumidor, el ritmo de trabajo, o las ventas en un comercio. Las empresas invierten muchos recursos en potenciar la experiencia que ofrecen a los clientes, e intentan diferenciarse de la competencia y tener una personalidad de marca, buscando siempre aumentar las ventas.

“Cada vez más se cuidan los detalles en los establecimientos, pero la música no recibe la misma atención. Una mala elección musical puede alterar negativamente la experiencia, de la misma manera que si creas un ambiente acogedor, invitas a consumir más al cliente”, revelan fuentes de Deusto Formación, centro de formación continua online especializado en programas formativos de empresariales y nuevas tecnologías: “Hay veces que el comercio necesita agilizar al cliente para aumentar el número de ventas y en otros momentos es necesario crear un ambiente tranquilo y agradable para generar una experiencia que invite al cliente a consumir más”. Y esto es, precisamente, uno de los puntos clave del Curso Superior de Neuromarketing.

- Contenido relacionado -