¿Y si al final no renunciamos a la cena de Navidad de empresa?

Shackleton presenta “Mesas Conectadas”, una idea que combina tecnología y creatividad, para que todas las empresas del mundo puedan celebrar la cena de Navidad también este año y, además, se apoye de forma efectiva al sector de la hostelería.

Cómo funciona

  1. Divides a la gente en grupos de hasta 6 personas.
  2. Haces tantas reservas en restaurantes diferentes como grupos hayas obtenido.
  3. A cada restaurante, asisten los 6 integrantes de cada grupo.
  4. En las cabeceras de cada mesa ubicas dos ordenadores.
  5. Cada ordenador se conecta por videoconferencia con uno de otra mesa.
  6. Y así se crea una gran mesa infinita, responsable y segura.

Para mejorar la experiencia es importante que:

  • Todas las mesas tengan proporciones y medidas semejantes.
  • Todas las mesas estén vestidas con manteles idénticos.
  • Todos los restaurantes sirvan el mismo menú, incluyendo el vino.
  • Todos los camareros tengan el mismo uniforme.
  • A lo largo de la cena puedes ir cambiando las mesas con las que está conectada la tuya.

Mesas conectadas propone una alternativa para:

No resignar una tradición tan navideña como las cenas de empresa

Todos los años, en todas las compañías, se celebran eventos de todo tipo por estas fechas. Los hay gigantescos, para reunir a toda una organización, o más pequeños, por departamentos. Los hay sofisticados, populares, lúdicos, recreativos, más o menos formales… pero es prácticamente imposible encontrar una empresa que no reúna a su gente para agradecer el año que termina y brindar por el que comienza.

Apoyar al sector de la hostelería

Esta tradición de las empresas ha sido siempre un pilar de supervivencia y sostenibilidad de muchos hosteleros, que ven incrementar su facturación entre el 25% y el 50% según el tipo de local.

Observar todas las recomendaciones de prevención sanitaria

En cada lugar y en cada momento, las autoridades recomiendan diferentes medidas de distanciamiento social como la limitación de aforo, restricciones de movilidad, horarios de circulación, etc., que, por supuesto, han de respetarse escrupulosamente.

Juan Silva, director creativo ejecutivo, ha declarado: “La creatividad tiene que ver con encontrar nuevas formas de hacer las cosas y la tecnología es una herramienta que hace posible que esas cosas sucedan. Con esta idea hemos tratado de combinar ambas fuerzas para que ocurra algo tan importante como que la gente pueda reunirse y disfrutar sin riesgos y a la vez ayudar a la hostelería que está siendo especialmente castigada por la pandemia”.

Para mostrar su funcionamiento, la agencia se ha aplicado la idea. El pasado 24 de noviembre a las 20:00h. (Madrid y Barcelona) / 15:00 (Santiago de Chile), más de 180 personas, de los equipos de Madrid, Barcelona y Santiago de Chile, se reunieron desde casi 30 restaurantes diferentes, situados en las tres ciudades.

Se ha puesto en marcha un plan de comunicación mediante un video resumen, una web y el envío a clientes y amigos de una botella de vino diseñada y fabricada especialmente por la Real Fábrica de Cristales de La Granja. La botella es en realidad “media botella” a modo de alegoría visual de la iniciativa, para transmitir la idea de que la otra parte está en otra “mesa conectada”, en otro restaurante de la ciudad o a miles de kilómetros.

- Contenido relacionado -