Uno de cada 3 españoles no quiere teletrabajar

Inmersos en plenas vacaciones de verano a nadie se le escapa que « la vuelta al cole » con la inmunidad de grupo alcanzada para entonces supone regresar en muchos casos al trabajo presencial, y dejar atrás una larga temporada trabajando desde casa. Conscientes de esta siuación, Ipsos ha realizado un estudio sobre la opinión de la ciudadanía activa en 29 países acerca de la vuelta al puesto de trabajo.

Antes de la pandemia España se situaba como el país europeo que menos teletrabajaba, sólo el 13% de la población activa lo hacía, y aunque actualmente, junto con Polonia y Hungría, es el que más trabaja de forma presencial (75%), el teletrabajo en España ha aumentado en 12 puntos a raíz de la pandemia, el 25% de la población activa trabaja desde casa al menos parte de su jornada laboral.

Si analizamos esta evolución en el resto de países europeos vemos que hay grandes diferencias, siendo Países Bajos, Reino Unido y Suecia los países donde más ha aumentado el teletrabajo a raíz del Covid, superando los 20 puntos de diferencia. Por su parte, Hungría, Polonia, Italia y Alemania donde menos cambios se han producido en este sentido, siendo la diferencia menor a 10 puntos.

¿Cómo ha impactado la pandemia en las preferencias para la vuelta al trabajo presencial?

Vemos que en general la gente prefiere trabajar más de forma presencial que desde casa tras la pandemia, un 35% de la población activa española afirma no querer teletrabajar ningún día y sólo un 18% preferiría hacerlo todos los días. Aunque se obserba como la tendencia en todos los países es tener una jornada flexible, donde puedan trabajar parte de los días desde casa y el resto de forma presencial, el 64% a nivel global así lo declara, un porcentaje similar al de España (67%), que es el segundo país europeo tras Italia (68%), donde más de acuerdo están con ello. La preferencia sería poder teletrabajar entre 2 o 3 días a la semana. En España la media son 2 días, lo que le sitúa entre los países que menos teletrabajo prefiere junto a países europeos como Bélgica, Francia, Países Bajos y Polonia.

La preferencia por la jornada mixta, se puede deber a distintos factores. En términos de productividad, el 65% afirma ser más productivo si tiene jornada flexible, un porcentaje que sube tres puntos (68%) en el caso de España. De hecho, el 38% de las personas entrevistadas admite que en su casa es difícil ser productivo, algo que también declaran el 34% de la población activa española, que tras Polonia (38%) e Italia (34%) son los países donde más lo perciben.  

Otro de los motivos para querer volver de forma presencial al trabajo es estar cerca de los compañeros, la mitad de la gente encuestada (52%) afirma que les echa de menos, un porcentaje similar al de España (47%).El teletrabajo parece que también propicia el desapego hacia el trabajo, un 37% así lo declara, un 24% en el caso de España, que junto a Francia (24%) y Bélgica (23%) son los países europeos que menos lo perciben así. Aunque España se sitúa entre los países de Europa que más dice sentirse « quemado » con el trabajo desde que teletrabaja (29%), un 33% a nivel global

- Contenido relacionado -