Siete talentos internacionales se unen al equipo del cocodrilo

Es hora de abrazar y celebrar las diferencias que nos unen a través de un dispositivo de comunicación diseñado por BETC que pone al colectivo en el centro de la nueva campaña para Lacoste.

Un elenco de siete talentos apasionados y creativos se ponen el polo con un sentido de la elegancia que les es propio. Se les capta en sus ciudades, en el entorno que les inspira a diario. Cinco ciudades (París, Nueva York, Berlín, Los Ángeles y Londres) y siete fotógrafos, para conjugar múltiples puntos de vista. El polo Lacoste se convierte en el denominador común de quienes comparten los valores del cocodrilo.

En Los Ángeles, el rapero y fan de Lacoste A$AP Nast, invita a sus amigos DJAVAN y Cory ante el objetivo de la fotógrafa Melodie McDaniel. Tatuado en el pecho o bordado en sus polos, el artista «siempre lleva el espíritu del cocodrilo». En Berlín, la DJ y empresaria Peggy Gou es inmortalizada por Vitali Gelwich, junto a sus «amigos más cercanos, la familia que elegimos».

En Nueva York, el skater, actor y modelo Evan Mock reúne a su hermano, su hermana y un amigo skater para una sesión íntima con el fotógrafo Stef Mitchell. Cuatro personas «ambiciosas y siempre dispuestas a perseguir sus sueños».

Pasando a la capital británica, Elliot James Kennedy inmortaliza al joven poeta Sonny Hall y su entorno en un ambiente típicamente londinense. Para él, ser colectivo es sentirse «conectado».

Durante su estancia en París, sede histórica de Lacoste, las actrices francesas Louise Bourgoin y Mélanie Thierry son fotografiadas con sus seres queridos por Quentin de Briey y Joshua Woods respectivamente. Salif Gueye, fiel a sí mismo, baila en las calles de la capital francesa con tres de sus camaradas bailarines, ante el objetivo de Ilyes Griyeb. Para él, su colectivo es su «familia».

- Contenido relacionado -