Seedtag celebra el mes de la Tierra plantando 400 árboles para sus empleados y clientes

Seedtag ha anunciado su asociación con Treedom para crear un Bosque Seedtag con 400 árboles plantados en nombre de sus clientes y empleados en proyectos de reforestación en África y América Latina. Esta iniciativa compensará 130 toneladas de CO2.

En todo el mundo, abril es un mes de celebración y concienciación sobre el cambio climático y el medio ambiente. El mes de la Tierra se ha celebrado este año bajo el lema ‘Restore Our Earth’, recuperemos y restauremos nuestra Tierra. Este lema se  basa en el concepto emergente que rechaza la idea de que nuestras únicas opciones para salvar el planeta son mitigar o adaptarnos a los impactos del cambio climático y otros daños ambientales. El cambio climático y la deforestación son problemas actuales que las empresas están abordando para contribuir a la lucha contra ellos. 

Para conmemorar el mes de la Tierra de este año, Seedtag ha decidido hacer una pequeña pero significativa y duradera contribución. La empresa se ha asociado con Treedom para crear un Bosque Seedtag con 400 árboles de Grevillea, Cacao, Café, Moringa, Sesbania, Calliandra y Aguacate que se plantarán en nombre de sus clientes y empleados en proyectos de reforestación en África (Kenia y Tanzania) y América Latina (Guatemala, Haití y Ecuador).

Mediante esta acción, Seedtag conseguirá hacer una pequeña contribución a la reforestación mundial, pero también en las comunidades locales, ya que son ellas las que cuidan de los árboles y disfrutan después de sus frutos. Además, las comunidades rurales que participan en los proyectos de Treedom reciben formación y apoyo financiero para cuidar adecuadamente de los árboles.

Los clientes de Seedtag tuvieron la oportunidad de participar en el juego “Grow your own forest” para conseguir su propio árbol en el Bosque Seedtag. Como esta acción fue muy bien recibida, Seedtag ha decidido plantar también un árbol para cada uno de sus empleados en los próximos meses. Así, los 200 empleados y los 200 primeros clientes con mayor puntuación en el juego obtendrán un árbol en este bosque y actualizaciones constantes con fotos y vídeos del crecimiento de su árbol durante toda su vida útil. 

Como resultado, se obtendrá un importante impacto medioambiental positivo, ya que la restauración forestal permite la recuperación de un entorno natural. Esto contribuye a la mitigación del cambio climático y a la adaptación al mismo, ya que los árboles son capaces de retener el CO2 de la atmósfera y contribuyen a la regulación del clima local. En concreto, Seedtag compensará 130 toneladas de C02 (o el equivalente a 526 kilómetros recorridos por un coche).

Nicol Flores, Events and Activations Manager en Seedtag, subraya: “Mi función en Seedtag es encontrar formas de desarrollar relaciones personales con nuestros clientes, pero nuestro papel como seres humanos y como sociedad es cuidar de nuestro planeta. La idea de Treedom surgió de uno de los miembros de mi equipo y pensé que era una forma perfecta de acercarnos a nuestros clientes a la vez que teníamos un impacto positivo en el medio ambiente y en las comunidades locales de países en desarrollo. Estoy especialmente orgullosa de esta iniciativa y espero que sea la primera de muchas activaciones centradas en el medio ambiente que hagamos en Seedtag”.

Webinar ‘If Earth could speak’

Coincidiendo con el día de la Tierra, que se celebró el pasado 22 de abril, Seedtag también organizó un webinar que contó con la presencia de Karla Wheelock, la primera mujer latinoamericana en alcanzar la cima más alta de cada continente, las llamadas 7 Cumbres. Desde entonces ha dedicado su vida a dar charlas motivacionales y a promover causas ambientales y sociales.

En este webinar, llamado ‘If Earth could speak’ (Si la Tierra pudiera hablar) compartió sus aventuras en el alpinismo, lo que ha aprendido de nuestro planeta durante sus experiencias en la naturaleza, cómo ser sostenible o qué pueden hacer las marcas para ayudar al medio ambiente.

Karla animó especialmente al público a escuchar a la Tierra para tener una mentalidad sostenible. “La naturaleza nos enseña a diferenciar lo esencial de lo superficial. Es decir, lo que realmente necesitamos y lo que supone un peso extra en nuestras mochilas. Tener una mentalidad y unos hábitos sostenibles en la montaña significa que sólo podemos llevar lo que realmente necesitamos. Debemos salir de nuestra zona de confort y eso significa que tenemos que renunciar a algunas comodidades. Esto nos ayuda a descubrir que podemos conseguir mucho con muy poco. Tomar conciencia de lo que ocurre en el mundo, aprender a leer el cielo, las nubes, sentir el viento y escuchar a la naturaleza es la forma de interpretar lo que la Tierra nos quiere comunicar”. Subrayó también que cada paso cuenta: “Los pequeños pasos pueden llevarnos muy lejos y es precisamente así como se consigue lo extraordinario: haciendo cosas ordinarias con sueños extraordinarios”.

- Contenido relacionado -