Schweppes reivindica la naturalidad y el ‘Imperfect serve’ en su nueva campaña de comunicación

La actual situación no está siendo fácil y la crisis está golpeando duramente a todos. Por eso Schweppes, una marca que ha estado al lado de los españoles, en nuestras casas y en nuestros bares, desde 1957, ha querido enviar un mensaje positivo, alegre y optimista a todos los hogares a través de la campaña Imperfectamente Perfecta. Una campaña en la que anima a la gente a prepararse, a su manera y sin complejos, su gin tonic o su refresco adulto favorito y que, de manera indirecta, pretende alentar a la hostelería con un mensaje claro como telón de fondo: “volveremos a los bares”.

Aunque, como arranca la campaña, echamos de menos tomarnos algo en nuestro bar favorito, con el toque perfecto de nuestros camareros, en este nuevo contexto los españoles intentan continuar, en la medida de lo posible, con su vida y sus costumbres. Así, las oportunidades de consumo no desaparecen sino que se reinventan para no perder esos pequeños momentos que ayudan a seguir adelante. Bajo esta premisa, Schweppes ha lanzado una campaña que reivindica dos de los valores que la marca comparte con el carácter del público español —la naturalidad y la versatilidad—, y que insta al consumidor a sacar al bartender que lleva dentro para que, hasta que podamos volver a los bares, no dejemos de disfrutar de nuestras bebidas preferidas —ya sea la tónica Schweppes de toda la vida o la innovadora Schweppes Pink, elaborada a partir de grosellas e ingredientes 100% de origen natural— después de los aplausos o mientras nos reencontramos con los nuestros en la pantalla del móvil o del ordenador.

Según explica el equipo creativo de La Despensa, «Imperfectamente Perfecta es una llamada a la acción para sacar lo mejor de nosotros mismos y explotar nuestra creatividad animando al consumidor a prepararse una Schweppes en su cocina, salón, balcón o terraza, sin importar que la elaboración no sea perfecta. Porque no tendrán a mano los ingredientes adecuados, el hielo o el vaso correcto, pero no importará, porque ahora es el momento de disfrutar de esta bebida a nuestra manera».

Esta campaña ha sido llevada a cabo por un equipo de profesionales ‘confinados’ en un proceso creativo inusual. La marca, la agencia y la productora se han comunicado en streaming durante toda la producción para conseguir un trabajo en equipo dentro de la peculiaridad de las circunstancias. Un casting de personas reales que, desde sus casas, se han grabado con sus propios smartphones y han hecho de la pieza un spot único, espontáneo, natural y lleno de vida que consigue transmitir los valores de Schweppes y el mensaje de be yourself que la firma quería contar.

«La pieza audiovisual —concluyen— refleja la realidad de los hogares en la situación actual ensalzando esa capacidad que tenemos de sacarle lo mejor a los momentos más imperfectos. Porque el perfect serve habitual de la marca estará esperando en los bares, con nuestros camareros favoritos, cuando podamos salir». La campaña se estrena este jueves 9 de abril y estará presente en televisión y en medios digitales.