Samsung, Microsoft, AxiCom y SCOPEN donan junto Irisbond juguetes adaptados para niños con diversidad funcional

En la actualidad en España hay más de 60.000 niños de 0 a 6 años con algún tipo de diversidad funcional- auditiva, visual y motora de tronco superior- ypara todos y cada uno de ellos, el juego y los juguetes se convierten en una herramienta imprescindible para la inclusión.

Lamentablemente, muchos no encuentran juguetes adaptados a sus necesidades especiales y esto les impide hallarse en un estado de igualdad respecto al resto de niños. Concretamente, las familias con niños con problemas de comunicación o diversidad funcional motora de tronco superior no encuentran con facilidad juguetes diseñados especialmente para ellos, y si los hay, tienen un precio muy superior a la media en el mercado -entre 400€ y 5.000€-.De hecho, según un estudio llevado a cabo por el Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio (AIJU), un tercio (36%) de las familias con hijos con capacidades diferentes recalcaba que les resultaba difícil encontrar este tipo de productos para niños.

Conscientes de este problema, la tecnológica española IRISBOND ha querido apoyar el derecho fundamental a jugar de todos los niños, sin importar su condición, y ha llevado a cabo una campaña solidaria para la donación de una serie de lotes de juguetes adaptados para apoyar a aquellas familias que no pueden acceder a ellos, con el objetivo de movilizar a la sociedad y a las empresas.

Junto a IRISBOND, se han adherido a la campaña las tecnológicas Samsung y Microsoft, así como la agencia de comunicación AxiCom y la consultora SCOPEN. De esta forma se han logrado 11 lotes de juguetes adaptados nuevos por valor de 12mil euros, destinados a los niños y niñas con diversidad funcional sensoriomotora de las familias de la Fundación Bobath. Se trata de una serie de juguetes que pueden adaptarse con un pulsador blando, fácil de presionar con manos o cabeza para activar los juguetes, que también se pueden activar con la mirada, para dar acceso al ordenador y control remoto.

Eduardo Jauregui, fundador de IRISBOND,hizo entrega de estos juguetes el pasado 14 de enero, en la sede de la Fundación Bobath en Madrid, a un colectivo de niños de la Fundación Bobath de edades de entre los tres años hasta los diez años. Cinco de ellos con diagnóstico de parálisis cerebral y, por ello, con dificultades manipulativas para poder acceder a juguetes convencionales no adaptados, y los otros cuatro niños con diagnóstico variado, pero que están en la etapa del juego de causa-efecto. Gracias al juego estos niños pueden descubrir que la causa y el efecto están relacionados y mediante el uso de los juguetes adaptados, pueden adquirir experiencia en cuanto a qué elementos de control son los adecuados.

- Contenido relacionado -