PediaSure se hace mayor de la mano de OMD

Conseguir empatizar con el target es, sin duda, un must para cualquier marca. Por eso, Abbott encargó a OMD la adaptación de su campaña de Reino Unido “When I grow up”, para conseguir llegar a esas madres y padres españoles que se preocupan por el crecimiento y nutrición de sus hijos.

A nivel emocional, la campaña también trabaja un objetivo de gran valor para la marca: conseguir que todos los niños puedan ser lo que quieran ser, desde un astronauta, a un bombero o incluso un Tyrannosaurus Rex. Para ello, es fundamental garantizar una correcta nutrición, complementando la alimentación, en los casos que sea necesario, con PediaSure, que contiene 28 ingredientes clave como minerales, calcio, vitaminas y proteínas.

La campaña, producida de la mano de Central Films, ha conseguido algo clave para impactar al mercado español: respirar calidez y cercanía a través de un tratamiento muy personal de la luz, los colores y la dirección de los actores.

Además, la campaña propone una innovadora manera de llegar al target: mirar a los ojos.  Para conseguirlo, se ha reinterpretado el papel de los actores dentro del spot, dejándoles romper la cuarta pared para dar vida a una serie de testimoniales que se podrán ver en Instagram Stories. Así, hablaremos con el espectador, con cercanía y naturalidad, sobre algo que en algún momento preocupa a todos los padres y madres:  que tu hijo no esté comiendo bien.

- Contenido relacionado -