Ogilvy Barcelona crea una campaña para reforzar el posicionamiento de Saba

Incluso en esta situación tan difícil, Saba ha prestado sus servicios durante 24 horas los 365 días del año y, en la medida en que ha sido posible, los aparcamientos han permanecido abiertos, pues las autoridades establecieron que su actividad era necesaria para atender la movilidad esencial durante el estado de alarma. Ahora que se van levantando progresivamente las restricciones a la movilidad, Saba ha decidido lanzar una campaña comercial para acompañar ‘la nueva normalidad’ de la sociedad.

Ogilvy Barcelona ha sido la agencia encargada de llevar a cabo esta campaña comercial de la marca de movilidad urbana especializada en la gestión de aparcamientos, la primera tras el confinamiento y la primera que refuerza el posicionamiento de Saba en el ámbito de la movilidad sostenible. Así, la campaña sitúa a la marca en un territorio más emocional que pretende demostrar a los usuarios que Saba impulsa la movilidad de las personas y está a su lado en cualquier situación y en cualquier lugar. Se trata de que el usuario no vea los parkings como meros aparcamientos de vehículos, sino como hubs de servicios que proporcionan soluciones de movilidad sostenible. Estos, tanto a través de sus infraestructuras como de su gestión, están integrados en la política de movilidad de la ciudad.

Saba quiere ser una marca que apoye al usuario física y emocionalmente y Ogilvy Barcelona trabaja para darle más valor. “Lo relevante del trabajo que estamos haciendo con Saba es reinventar (o reinterpretar) su propuesta de valor. Está claro que hoy, un parking ya no es lo que era. ¡Es mucho más! No es un lugar donde ‘aparcar’, ‘dejar por unas horas’ tu automóvil. Es un espacio partícipe de las nuevas iniciativas ciudadanas de movilidad, un lugar que interviene directamente en la descongestión del tráfico en las ciudades”, explica Gabriel García de Oro, Director Creativo Ejecutivo & Strategy Advisor en Ogilvy Barcelona.

Como se buscaba una nueva imagen que fuera acorde al brand concept, Ogilvy Barcelona y Saba encontraron en la ilustración el mejor recurso. La gráfica presenta la ilustración de un coche circulando por la ciudad sobre una carretera que se convierte en una mano tendida. El automóvil permite establecer un vínculo con el mercado de la marca; que la escena sea exterior, en la ciudad, ya denota la voluntad de tener al alcance un nuevo escenario.

La campaña ya está presente en las pantallas digitales de los parkings Saba y contiene una landing en la web. También se ha enviado una newsletter. Toda comunicación se hace a través de la web y la aplicación, pero también por redes sociales y el blog. Las piezas offline se han colocado en las instalaciones de Saba y en los edículos (parte de sus instalaciones vistas a pie de calle), y cuenta, además, con cuñas de radio.

- Contenido relacionado -