Nike aumenta sus ventas directas un 15%

El gigante estadounidense de moda y equipamiento deportivo, Nike, ha finalizado los nueve primeros meses de ejercicio (cerrado en febrero) con un aumento de sus ventas del 10,8% respecto a los nueve primeros meses de 2019 y el resultado se elevó un 9,2%.

La facturación ha sido de 9.900 millones de euros en el tercer trimestre de su año fiscal, un crecimiento del 5%. Unos resultados más positivos de los esperados, ya que los bloqueos de producción en Asia no fueron muy esperanzadores para la compañía. El beneficio neto cayó a 1.300 millones de euros, porque el fabricante incrementó las inversiones en marketing y tecnología.

El crecimiento más fuerte de Nike se ha visto en América del Norte, mientras que en China las ventas disminuyeron. Además, las ventas en Rusia y Ucrania se han paralizado. 

“Los resultados demuestran la capacidad de Nike para navegar a través de la volatilidad sin dejar de atender a nuestros consumidores”, ha señalado por su parte Matt Friend, director financiero del grupo.

- Contenido relacionado -