Navidad en Sol

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha invitado a todos los madrileños a vivir la Navidad en Sol, una iniciativa del Gobierno regional que va ofrecer  hasta el próximo 5 de enero múltiples actividades gratuitas, entre las que destaca el tradicional Belén de Sol, que con sus 400 piezas y más de 150 metros cuadrados sorprenderá este año con un homenaje a Murillo y nuevas escenografías; el Bosque de los Deseos; y el Pueblo y la Casa de la Navidad Coca-Cola, donde los ayudantes de Papá Noel y los Reyes Magos invitarán a realizar un recorrido mágico.

Estas propuestas serán completadas por los villancicos de la plaza de Pontejos, el concierto de Navidad en San Francisco El Grande, exposiciones de belenes en la biblioteca regional y una programación completa de música, teatro, zarzuelas, cuentacuentos y espectáculos infantiles en los teatros del Canal, el teatro Auditorio y el Real Coliseo Carlos II de San Lorenzo de El Escorial, el teatro de la Abadía, el Corral de Comedias de Alcalá de Henares y los centros culturales regionales.

La asociación de Belenistas de Madrid, un año más, ha sido la encargada de ofrecer una escenografía memorable del Nacimiento, con un montaje que en esta ocasión quiere rendir homenaje al pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, cuando se conmemoran los 400 años de su nacimiento. En esta obra única han colaborado más de 50 personas de edades comprendidas entre los 5 y los 80 años, dando lugar a una espectacular escenografía con 150 metros cuadrados de superficie. Frente a él, en el otro patio de la Real Casa de Correos, se encuentra el Bosque de los Deseos, donde los madrileños decorarán con sus ilusiones las ramas de los abetos, poniéndolas por escrito en las bolas de Navidad, y donde se encuentra una cúpula llena de estrellas de deseos.

Junto a ellos el pueblo y la casa de la Navidad de Coca-Cola, que invita a disfrutar de la magia de la Navidad y a descubrir que estamos más cerca de lo que creemos. De esta manera, los visitantes podrán conocer el pueblo donde viven los elfos que trabajan en la pastelería de Papá Noel, la sastrería de los uniformes de los elfos o el despacho de Santa Claus y, en especial, la fórmula mágica para que todos los regalos lleguen a cada hogar en una noche mágica.

 

 

Artículo anteriorLa publicidad ya no es tan molesta
Artículo siguienteContrapunto BBDO realiza una acción muy verde