“Mil trasplantes, mil historias”, la campaña del Hospital Clínic

El trasplante de riñón de donante vivo es la mejor opción para un enfermo renal. Pero cuando el paciente debe decidir si aceptar o no el riñón de un familiar o amigo, y el donante se plantea la posibilidad de darlo, lo primero que ambos sienten de forma instintiva es miedo. Un miedo que solo se ve superado por el amor que les une.

La campaña del Hospital Clínic, que nace desde el hito de ser el primer hospital en España en haber alcanzado los mil casos de éxito, tiene el objetivo de informar y concienciar a la ciudadanía sobre la donación de riñón de donante vivo en los pacientes con insuficiencia renal crónica.

Creada y desarrollada por la agencia Wunderman Thompson, la campaña presenta ocho historias reales en las que distintos receptores hablan sobre su experiencia junto a su donante: un hermano, un padre, una madre o un amigo, que decidió dar un riñón a su ser querido.

“Nos encantaría poder hacer cien campañas pro-bono cada año porque hay cientos de causas o instituciones que merecerían nuestro apoyo, pero nos debemos a nuestros clientes y obviamente no podemos hacerlo. Por eso somos sumamente cuidadosos a la hora de elegir con quién.” explica Jose María Piera, Chief Client Officer en Wunderman Thompson.

Para potenciar la autenticidad de cada historia, la agencia decidió juntar a sus tres protagonistas en el lugar donde pasó todo, un quirófano. Un lugar aparentemente frío, en el que se genera sin embargo un ambiente íntimo, para que los sentimientos y emociones puedan brotar de forma natural. “La elección del set de rodaje, la iluminación, el sonido, la composición y el montaje de cada pieza corresponde a decisiones formales muy medidas, cuyo único propósito es priorizar en todo momento la autenticidad de los protagonistas y la relevancia del mensaje a transmitir”, añade David Caballero director general creativo de Wunderman Thompson.

El lema de la campaña es Hospital Clínic: el lugar donde el amor cura el miedo. Un concepto que parte de algo tan humano como el miedo de los pacientes a poner en riesgo la vida de sus seres queridos. Y que acaba con el amor de quienes, con generosidad y valentía, deciden dar su riñón.

- Contenido relacionado -