Las compras de segunda mano marcan tendencia en España

Casi la mitad de los consumidores españoles ha realizado compras de productos de segunda mano o reacondicionados durante los últimos 12 meses. Los españoles se suman así a una tendencia de consumo europea que va en aumento y que no ha sufrido las consecuencias de la pandemia, como muestran los resultados de un estudio realizado por ONEY y Harris Interactive entre más de 4.000 consumidores de Suecia, Francia, Alemania y España.

El estudio forma parte del lanzamiento del Observatorio Europeo del Consumo Circular, una iniciativa de ONEY para fomentar el estudio de las tendencias de consumo y su impacto medioambiental, así como para evaluar y acompañar los cambios que se están produciendo en las actitudes de los consumidores hacia una economía circular.

Si bien la tendencia de compras de segunda mano aún no es mayoritaria, casi la mitad de los consumidores de los países europeos consultados afirma haber comprado productos de segunda mano durante los últimos 12 meses. Suecia es el país que marca tendencia con un 64% de los consumidores, seguido por Francia (55%) y Alemania (54%). España ya les sigue de cerca con un 47%.

Las motivaciones de los consumidores españoles para realizar este tipo de compras son, en este orden, el acceso a un producto de mayor calidad del que se hubieran podido permitir si fuera nuevo (87%), el menor precio (85%) y, en tercer lugar, ser partícipes de un comportamiento responsable con el medio ambiente (82%).

Uno de cada tres españoles afirma haber adquirido durante los últimos 12 meses algún aparato electrónico reacondicionado o de segunda mano, como, por ejemplo, un ordenador. La ropa y los complementos, así como los muebles son otros de los productos de segunda mano preferentes. El resto de los países participantes en el estudio muestra una tendencia similar, aunque, en el caso de los suecos, son los muebles de segunda mano los que lideran las compras (46% durante el último año), mientras que franceses y alemanes prefieren la ropa y los complementos (38 y 36% respectivamente).

En este sentido, una empresa como Backmarket, dedicada a la venta de tecnología reaciondicionada, está percibiendo cómo los españoles apuestan cada vez más por el consumo responsable. Si bien el precio más bajo de este tipo de productos sigue siendo la principal motivación de compra, en palabras de Camille Richard, CSR Manager de la compañía, “hemos notado que la proporción de personas que llegan a nuestra plataforma por querer consumir de una manera más responsable está aumentando y representa ya el 25% de nuestros clientes”.

- Contenido relacionado -