La agencia Jung von Matt Donau pide perdón ante la polémica causada por la campaña de Burger King Austria

La semana pasada, Burger King Austria causó un gran revuelo en las redes sociales con su campaña Pride Whopper, que no cayó nada bien entre la comunidad LGBTQ+. La agencia responsable, Jung von Matt Donau, ha pedido disculpas.

El mensaje que se pretendía transmitir con el ‘Whopper del Orgullo’ era el de difundir la igualdad de amor y de derechos ―declaró la sucursal austriaca de Jung von Matt, con sede en Alemania―. Nuestra mayor preocupación es si hemos ofendido a los miembros de la comunidad LGBTQ con esta campaña. Si este es el caso, nos disculpamos sinceramente”.

El Pride Whopper hacía alusión a una versión de la emblemática hamburguesa de Burger King con un curioso giro: cada pedido se sirve con dos panecillos superiores recubiertos de sésamo o con dos panecillos inferiores a cada lado. Un portavoz de Burger King le dijo a Ad Age en un email que el plato pretendía “resaltar la igualdad de derechos y la igualdad de amor, a través de un juego de la construcción tradicional del Whopper, presentando dos bollos idénticos en las dos opciones del sándwich”.

Pero algunos consumidores lo vieron de otra manera. Aunque el sentimiento dominante expresado en internet parecía ser el de una confusión divertida más que una ofensa, se centraba en la impresión de que los “Whoppers del Orgullo” demostraban una incomprensión fundamental de cómo funcionan las relaciones entre homosexuales, principalmente entre los gays.

Un comentarista en la publicación original de Instagram de Burger King Austria respondió: “Burgee King realmente dijo: los tops y los bottoms pueden comer ahora”, y otro se pregunta: “¿Dos tops y dos bottoms? ¿Cómo funciona eso?”.

En Jung von Matt Donau estamos orgullosos de nuestra comunidad gay dentro de nuestra agencia (dijo la agencia) Desgraciadamente, seguimos equivocándonos y no consultamos lo suficientemente bien a los miembros de la comunidad sobre las diferentes interpretaciones del Pride Whopper. Eso es culpa nuestra”.

La agencia añadió que la campaña incluía una colaboración con influencers LGBTQ+, pero que “hemos aprendido la lección e incluiremos a expertos en comunicación con la comunidad LGBTQ en futuros trabajos, ya que promover la igualdad de amor y de derechos seguirá siendo una prioridad para nosotros”.

- Contenido relacionado -