Kitchen presenta Sobremesa una lección de Gran Vivir

Sobremesa

La forma en la que los españoles disfrutamos de la vida es admirada en todo el mundo. Un buen ejemplo de nuestras costumbres es la sobremesa, ese momento que empieza justo después del último plato y se extiende. Así, entre postres, cafés, juegos de mesa, licores y charlas. Un momento en el que tiempo que se detiene y en el que lo que más importa son las conversaciones animadas y la buena compañía.

El escritor y comentarista televisivo Boris Izaguirre, acompañado por la arquitecta italiana Teresa Sapey, la actriz Ana Rujas y los chefs Sergio y Javier Torres presentaron hoy en una comida con periodistas el capítulo Sobremesa. Perteneciente a la serie Lecciones del Gran Vivir, proyecto con el que Gran Meliá pone en valor ese carácter español que invita ante todo a saborear lo mejor de la vida.

El acto tuvo lugar en Palacio de los Duques, de Gran Meliá. “Lecciones del Gran Vivir son una serie de vivencias que llevaremos a los hoteles Gran Meliá de todo el mundo. Queremos que nuestros clientes compartan lo mejor de nuestra forma de vida”, explicó André P. Gerondeau, Director General de Operaciones de Meliá Hotels International.

Desde Kitchen , Gema Arias, Directora General de Estrategia Creativa, asegura: “Con esta tercera lección seguimos construyendo entorno al posicionamiento de la marca. A life well lived, poniendo de relieve lo que nos hace destacar frente a otras hotelerías. Sobremesa es otro de los ejemplos de lo que supone el gran lujo español y cómo Gran Meliá nos invita a experimentarlo“.

La experiencia Sobremesa, comenzó con la proyección de un vídeo-presentación. Después se sirvió un aperitivo y la comida orquestada en colaboración con los dos estrellas Michelin Javier y Sergio Torres y su chef de confianza en Dos Cielos, Damián González.

Llegado el momento de la sobremesa, entraron en escena cafés, infusiones, espirituosos y los dulces selectos. Toda una Sobremesa de sensaciones que, sumada al savoir faire del Hotel Palacio de los Duques, potenció la placentera y confortable sensación de sentirse como en casa.