‘Hora de volver a encontrarnos y tener cuidado con las videollamadas’

Tercera y última parte de ‘Salomón’, en este caso referente al número impreso de Julio-Agosto de La Publicidad en 2020. No te pierdas su mirada crítica sobre algunos de los spots de actualidad.

“Y ya que estamos hablando del mundo de la alimentación, una de las campañas que más han dado de qué hablar ha sido el último spot de McDonald’s. La campaña pone el foco en la emoción y bajo el lema Es hora de volver a encontrarnos, McDonald’s ha querido rendir homenaje a todas las personas que han pasado meses sin verse debido al confinamiento, y por fin se pueden reencontrar. Pero lo que le diferencia del resto de campañas, muy en la línea de estos últimos meses es que en este caso juegan con la invisibilidad, ya que los protagonistas del anuncio no se ven. Se intuyen, a través de mensajes de voz, que los destinatarios no han llegado a escuchar, posiblemente por la premura de acudir a ese reencuentro tan esperado. Puede haber muchas voces que digan que es más de lo mismo que otras campañas pero qué quieren que les diga… a mí me ha parecido una forma distinta y original de transmitir el sentimiento de volver a vernos todos.

Los nuevos tiempos también nos han rescatado algunos de nuestros grandes escritores como es el caso de Pedro Calderón de la Barca, “fichado” como copy para la última campaña de Loterías. Por fin, vuelven los sueños.

Por último, no me quería dejar pasar la ocasión sin hacer una pequeña mención a la campaña del portal para adultos, PornHub. Pongámonos en situación. Videollamada de trabajo. Nueve personas en conexión. En un momento dado, uno de ellos se despide y supuestamente deja colgada su llamada, con la obvia acción de cierre de su cámara. Pero parece que no es así, y sus compañeros, atónitos, contemplan como dicha persona se prepara para realizar otro tipo de “trabajo” mientras tratan de avisarle que le están viendo. Campaña que ha tenido mucha contestación en las redes españolas ya que el empleado parece ser español por su nombre y apellidos con lo que alguno lo acusa de racista. Hay un dicho que dice “Las armas las carga el diablo” y sino que se lo digan al concejal de Cantabria que siguió el pleno desnudo mientras se duchaba. Ahora en plena digitalización podemos decir que “las cámaras las carga el diablo”. ¡Ojo con las videollamdas! y con dejar todo bien apagado si queremos tener un momento de desahogo… por decirlo de alguna manera.