Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya exhibe tres murales contra el acoso machista

Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) ha presentado el pasado fin de semana tres murales contra el acoso machista pintados por artistas.

La obra de la ilustradora Cristina Daura puede verse en el vestíbulo de la estación de Pl. Catalunya (línea Barcelona-Vallès), en Barcelona; la de Amaia Arrazola se exhibe en la estación de Pl. Espanya (línea Llobregat-Anoia), en la misma ciudad; y el mural de Iván Bravo está en la estación de Balaguer (línea Lleida-La Pobla de Segur), en la provincia de Lleida. En las tres obras aparece la popular palma de la mano que simboliza la barrera para frenar el acoso sexual, pero interpretada por los tres artistas y cada una, con su estilo característico.

La acción, firmada por la agencia Ogilvy Barcelona, alerta sobre las miradas incómodas, el contacto físico innecesario y los comentarios sexistas y forma parte de la campaña ‘Tolerancia 0’, “una muestra del compromiso de FGC para intentar eliminar cualquier tipo de violencia machista en las estaciones y los trenes”, según su presidente, Ricard Font.   

El acto inaugural de la campaña ‘Reacciona a l’assetjament’ (‘Reacciona al acoso’) se llevó a cabo a las 13h del sábado 7 de marzo, cuando la ilustradora Cristina Daura terminó de pintar en la estación de Pl. Catalunya. ‘No tolerem mirades incòmodes’ (‘No toleramos miradas incómodas’), se lee en la obra. Según explica la autora, esta pone el acento en “las miradas que no dicen nada, pero dicen mucho”. Tras más de 7 horas pintando el mural, la ilustradora confía en que “haga hablar a las personas que lo vean, sea cual sea la interpretación que hagan”. 

Ricard Font, presidente de FGC, dejó claro que el mural “expresa el rechazo a miradas que puedan tener connotaciones de violencia machista”. Aseguró que, como parte de esta campaña -que lleva por hashtag #Reacciona-, FGC ha formado al personal que está en contacto con los usuarios y las usuarias para que sepan reconocer situaciones de violencia machista y actuar.

Al acto asistió también Núria Ramon, directora ejecutiva del Instituto Catalán de las Mujeres, y resaltó la importancia de este tipo de iniciativas en el transporte público. “Las mujeres tienen que poder disfrutar de espacios seguros e inclusivos”. Ramon destacó las miradas incómodas, el contacto físico innecesario y los comentarios sexistas como actitudes que, aunque no lo parezcan para mucha gente, son en realidad acoso. 

Jordi Urbea, vicepresidente de Ogilvy Spain y CEO de Ogilvy Barcelona, se muestra orgulloso de que la agencia lidere iniciativas como esta y las considera necesarias para sacar a la luz comportamientos que son acoso. “Visibilizar tipos de violencia machista que no son las más habituales que tenemos en la cabeza es muy positivo para concienciar a cuanta más gente mejor y luchar conjuntamente para erradicarlas”, dijo Urbea. 

- Contenido relacionado -