El compromiso histórico de BBVA con la mujer

A finales de la década de los 70, la mujer representaba más del 50% de la población, administraba los hogares y estaba incorporándose al mercado laboral. La falta de independencia económica resultaba un bloqueo en esos primeros pasos hacia la igualdad. Una época en la que el Banco de Bilbao, origen de BBVA, estaba en plena revolución.

Banco de Bilbao tomó la delantera y lanzó en 1969 la primera campaña publicitaria dedicada a las mujeres. La entidad invirtió 43 millones de pesetas (aproximadamente 258.430 euros actuales), creó una revista propia, Diana, dirigida al cliente femenino y organizó el trofeo Rosa de Plata para galardonar a mujeres que destacaran en diversos ámbitos de la vida activa y profesional. La campaña fue un éxito rotundo en dos sentidos. Por un lado, la mujer española encontró lo que necesitaba en un banco. Por otro, las cifras custodiadas en el Archivo Histórico documentan que desde que comenzó la campaña hasta abril de 1970, el Banco de Bilbao logró abrir más de 87.000 cuentas.

Respaldada por los números, la entidad creó el Banco de la Mujer, un servicio especial para atender a las mujeres cuyo cometido era el asesoramiento bancario y financiero, la apertura de cuentas o la recepción de peticiones de préstamos a empleadas. Los primeros números de la revista Diana y recortes de prensa de la época reflejan ese importante impulso en la incorporación de la mujer al mercado laboral.

El servicio del Banco de la Mujer dejó de existir a finales de la década de los 70. La discriminación positiva que se planteó en un primer momento y que tuvo tanta repercusión ya no tenía sentido debido a que la mujer estaba prácticamente incorporada en todos los ámbitos laborales. A partir de los 80, el número de empleados y empleadas comenzó a igualarse.

BBVA trabaja en la actualidad en diferentes iniciativas para seguir promoviendo la igualdad y la inclusión entre su plantilla. La entidad ha identificado tres grandes áreas sobre las que actuar para aprovechar todo el potencial del talento femenino de la organización. La primera de ellas se centra en la eliminación de sesgos inconscientes en los procesos de selección. Visibilizar el talento femenino es el segundo de los puntos estratégicos de BBVA. La última línea de trabajo en materia de género se denomina igualar el campo de juego y consiste en una serie de iniciativas que están ayudando a equilibrar las oportunidades profesionales de hombres y mujeres. En este punto destaca el programa ‘Trabaja mejor. Disfruta tu vida’, con importantes medidas en materia de desconexión digital. Buenas prácticas para lograr un uso eficiente del tiempo de trabajo, medidas en cuanto a la desconexión digital o el cierre de las sedes corporativas del banco en España a partir de las 19 horas, son solo algunas de las medidas aplicadas.

Artículo anteriorDescubre las mujeres más influyentes del mundo en 2019
Artículo siguiente¿Los móviles son realmente adictivos?