Dove reduce el uso de plásticos

Dove, en su lucha contra los plásticos, ha presentado sus nuevas iniciativas a largo plazo. Éstas pretenden reducir el uso de plásticos vírgenes en más de 20.500 toneladas al año.

Los residuos plásticos suponen uno de los mayores problemas medioambientales y para la salud humana. Por ello, Dove apuesta por la creación de una nueva economía circular del plástico que permita la reutilización y el reciclaje de éstos. Así, Dove amplía sus acciones siguiendo el camino de No/Mejor/Menos plástico.

Dove está eliminando el uso de plásticos empleando materiales alternativos y nuevos formatos de embalaje. De esta forma los paquetes individuales de las pastillas de belleza no contarán con plástico, así como también Dove está en búsqueda de alternativas que permitan reemplazar el exterior de los packs por un envase sin plásticos.

Además, la marca mantiene su compromiso de lanzar a finales de año nuevas botellas de plástico 100% reciclado para todas las gamas.

MinimTM es la tecnología que Dove ha desarrollado para crear un packaging de acero inoxidable, rellenable y reutilizable para sus desodorantes. El lanzamiento de esta innovación no tiene fecha aún, pero sí que se hará en la plataforma LOOPTM: plataforma de compras de consumo mínimo y directa al consumidor.

Richard Slater, director de I+D de Unilever, comenta: “En Dove, estamos orgullosos de tener más de 100 iniciativas en curso en todo el mundo dedicadas a la lucha contra los residuos plásticos. Pero como una de las marcas de belleza más grandes del mundo, tenemos la responsabilidad de acelerar aún más nuestro progreso. Los anuncios de hoy son un paso importante en la tarea de transformar la forma en que producimos, utilizamos y desempeñamos los envases de plástico. Con estas iniciativas, nuestro objetivo es impulsar a la industria mundial a recoger más plástico desechado y hacer más plástico reciclado disponible para el uso”. 

Estas acciones de Dove forman parte del compromiso anunciado recientemente por Unilever que se centran en eliminar a la mitad el uso del plástico virgen reduciendo el uso de envases en más de 100.000 toneladas y así, acelerar el uso del plástico reciclado. Además de ayudar a recoger y reciclar más envases de plástico de los que vende.