Descontento y una posible multa a la campaña más polémica del Ministerio de Igualdad

El pasado 27 de Julio el Ministerio de Igualdad lanzó la campaña ‘El verano es nuestro’, en la que defiende la diversidad de cuerpos en las playas españolas. La edición de las fotografías y haber tomado las instantáneas de influencers sin su permiso ha supuesto un nuevo revés para Irene Montero.

Y es que las personas que aparecen en la ilustración han acusado al departamento de Irene Montero de no haber prestado su consentimiento para aparecer en dicho cartel. En caso de que los afectados lleguen a reclamar la infracción de estos derechos, el ministerio de Igualdad podría hacer frente a una indemnización de hasta 10.000 euros.

El Instituto de las Mujeres, organismo adscrito al Ministerio de Igualdad, ha pedido disculpas por usar la imagen de modelos reales sin consentimiento en la campaña. Así lo ha manifestado en su cuenta de Twitter, en la que ha aclarado que «en ningún momento» tuvieron conocimiento de que eran modelos reales. Por ello, el organismo ha señalado que están resolviendo la cuestión con la autora del cartel y van a contactar con las modelos para resolver la situación.

Por otra parte, también la modelo británica, Nyome Nicholas, denunció desde su cuenta de Instagram que el Ministerio de Igualdad ha utilizado su imagen sin su consentimiento para el cartel de la campaña reivindicativa de la diversidad de cuerpos sin complejos en verano. «Mi imagen está siendo utilizada por el Gobierno español en una campaña, ¡pero no me han avisado o preguntado para utilizarla!», ha denunciado. «Podrían al menos etiquetarme», lamentó.

Por último ayer en el programa ‘Espejo Público’ de Antena 3 contaron en su plató con Marta, una joven que tiene una prótesis, que no ha podido ocultar su indignación con la campaña del ministerio de Irene Montero. Aunque la joven ha destacado que ella trata de tomarse con humor los comentarios negativos que recibe en las redes sociales, sí hay personas a las que les afecta muchísimo más la opinión del resto sobre sus cuerpos. Por ello, ha apuntado que eliminar una prótesis o modificar una doble mastectomía es un error gravísimo: «¿Cómo se puede meter tanto la pata?». Además, Marta ha agregado que conoce a gente con prótesis en los miembros inferiores que, incluso, se niegan a utilizar pantalones cortos en verano.

- Contenido relacionado -