BMW muestra su particular ‘Museo del sonido’

Con la llegada de los vehículos eléctricos, no pasará mucho tiempo antes de que el rugido del motor de un automóvil pase a la historia. Por eso BMW decidió preservar el ruido como una serie de NFT.

En una campaña de Serviceplan Middle East, que marca la primera entrada de la marca en el mundo de los NFT, las grabaciones de 19 NFT se realizaron en el circuito Dubai Autodrome Club, en cooperación con varios propietarios de BMW.

Los propietarios siguieron un auto de seguridad conducido por el piloto de carreras canadiense y ex campeón del Deutsche Tourenwagen Masters Bruno Spengler para que pudieran igualar sus líneas de frenado y pista. Usando micrófonos externos instalados cerca del escape, el compartimento del motor y en la cabina, el proceso documentó sus aceleraciones, cambios descendentes, rugidos, crujidos y estallidos.

“Convertimos las grabaciones de audio del vehículo para doblar la onda de sonido en un arte reactivo abstracto que brinda una experiencia visual única y se conservaron como un NFT creado éticamente”, explicó el director de arte senior de Serviceplan Middle East, Kenneth Barnes, en un comunicado. BMW usó una cadena de bloques “respetuoso con el medio ambiente” llamada Polygon en línea con su mensaje sobre avanzar hacia un mundo más sostenible.

Los NFT pertenecen a los propietarios de los automóviles y se pueden usar para desbloquear eventos especiales y vistas previas. También se pueden ver e intercambiar entre fanáticos en un “Museo del Sonido” en la plataforma OpenSea NFT, pero BMW no obtendrá ninguna criptomoneda o valor comercial a cambio.

- Contenido relacionado -