Abanca une tradición, innovación y reciclaje para proteger el ecosistema marino

Cada año miles de redes abandonadas acaban en el mar. Las denominadas “redes fantasma” amenazan a las especies marinas, invaden los mares y los contaminan. En este contexto, Abanca y Shackleton presentan ‘Redes Vivas‘, una iniciativa cuyo objetivo es proteger el ecosistema marino y continuar apoyando el deporte en Galicia, tal y como lleva haciendo la entidad durante siete años, gracias, entre otras acciones, a su programa ABANCA Deporte Base.

Bajo la inspiración de la artesanía y el reciclaje, desde la entidad gallega se puso en marcha una colaboración con redeiras de la localidades de Malpica y Ponteceso. Las expertas en esta antigua labor han tejido, aproximadamente, 1.500 m2 de redes sacadas del mar que se han convertido en “Redes Vivas” para porterías de 6 disciplinas deportivas: fútbol, balonmano, kayak polo y hockey, entre otros. Estas se destinarán a 39 clubes de patrocinados por ABANCA y que conforman una comunidad de casi 5.000 jugadores.

De esta manera, se ha otorgado una segunda vida a cientos de redes abandonadas que se han recuperado en las costas gallegas. Además, esta acción contribuye a reforzar uno de los objetivos principales de ABANCA, la protección y concienciación sobre la importancia de uno de los bienes más preciados de nuestra tierra: el mar.

- Contenido relacionado -