A Peter Lim le plantan un «Lim out» en Paterna

La imponente valla publicitaria con el lema «Lim out» (Lim fuera), colocada en la autovía de Ademuz junto a la ciudad deportiva del Valencia CF, ha despertado la reacción de Meriton Holdings. La firma que posee la mayoría accionarial del club de Mestalla, a través de los servicios jurídicos de la propia entidad, ha remitido un burofax a Torres y Llavona SL, empresa propietaria del monoposte, ubicado en la CV-35, exigiendo la retirada del visible cartel. La publicidad es una acción de protesta sufragada, para los próximos seis meses, por los colectivos Libertad VCF e It must be love 86, opositores a Peter Lim. La empresa propietaria analiza si la reclamación de Meriton tiene base legal.

La publicidad estática, ubicada en uno de los núcleos de mayor densidad de tráfico (y por lo tanto mayor visibilidad) del área metropolitana de València, no menciona de forma directa ni tampoco implícita al club blanquinegro, sino a su principal accionista. Sin embargo, Lim, pese a tener la última palabra en las decisiones más importantes de la gestión del club, no forma parte del consejo de administración del Valencia, ni ostenta ningún cargo directo o representativo. Desde el Valencia se entiende que el mensaje es ofensivo contra la imagen personal del magnate singapurés. Sin embargo, en Libertad VCF se entiende que el club no se puede agarrar a ningún argumento jurídico para solicitar la retirada. José Antonio Pérez, máximo responsable de la asociación, manifestaba ayer desde su cuenta de Twitter su perplejidad con la maniobra del Valencia y apuntaba irónicamente al posicionamiento de los recursos del club a una protesta que vincula exclusivamente a Lim: «Imagino que los servicios jurídicos que están intentando quitar esa valla publicitaria los pagará Peter Lim porque al Valencia CF no se le nombra en la publicidad. Aunque siendo el mismo despacho de abogados que dirige el Valencia la duda es más que razonable».

La publicidad ha tenido un gran impacto en el entorno social del Valencia y anuncia un repunte en el clima de protestas de la masa social hacia los actuales dirigentes. Los meses previos a la disputa de la Copa del Rey y los objetivos deportivos del final de campaña instalaron un ambiente de tregua tras el pico vivido en la multitudinaria manifestación del 11 de diciembre (15.000 aficionados) y la sucesión de partidos en Mestalla en los que, en cada minuto 19, la grada se poblaba con carteles amarillos pidiendo la salida de los actuales gestores.

La reacción de Meriton Holdings a la publicidad estática en la autovía CV 35 confirma que la batalla reputacional sigue siendo la que más inquieta a Peter Lim. Con un perfil habitualmente discreto en sus apariciones mediáticas, el empresario singapurés salió a la palestra horas antes de la primera manifestación masiva contra su gestión, el 8 de mayo del año pasado: «Los aficionados me provocan algo de compasión, pero entre nosotros, entre amigos, solemos decir que las cosas más pequeñas te dan los dolores de cabeza más grandes», aseguró, entre otras frases que soliviantaron el ánimo de miles de seguidores. La acelerada decadencia del club desde 2019 provocó que otros medios influyentes, como el New York Times o Eurosport, dedicasen amplios reportajes a la crisis del club, que dejaba de ser desde entonces un asunto solo de relevancia local.

- Contenido relacionado -