“A día de hoy ya no es válido elegir entre sostenibilidad o economía”

“Ya no es válido elegir entre sostenibilidad o economía. La sostenibilidad es un deber”. Así lo afirmaba Yolanda Sacristán, ex directora de Vogue y Harper’s Bazaar, y actual directora general de The Beauty Newsroom, en el webinar “Influencers For Good”, organizado por la plataforma de acción social Onnit.

En una mesa redonda moderada por Gonzalo Brujó, Global Chief Growth Officer de la consultora de marca global Interbrand, y en la que también participó Ángel Asensio, presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Onnit puso en valor el papel de la sostenibilidad y de la contribución social en las marcas españolas.

“Onnit aspira a ser una comunidad social dedicada a la sostenibilidad, un software que, funcionando como una moderna red social, conecta organizaciones y personas con el propósito de que, aquellos que quieran participar en el desarrollo sostenible, puedan encontrarse y ayudarse forma rápida y eficiente”, explicó Pablo Marín, cofundador de Onnit.

“Existe una creciente preocupación en la sociedad por la sostenibilidad, en especial por parte de los más jóvenes”, señaló Brujó ante la cuestión de cómo afrontan este reto las marcas españolas. “En la cabeza de todos los empresarios está impulsar el cambio y mejorar en los ámbitos relacionados con la sostenibilidad. Ya no vale trabajar con influencers o embajadores de marca que no tengan un currículum social importante”, afirmó Sacristán.

El impacto que ha tenido la pandemia de coronavirus ha provocado “muchos cambios estructuralres, un punto de inflexión en la sociedad”, aseveró por su parte Asensio. “Creo que [desde las empresas] tenemos que lanzar constantemente mensajes y aprovechar un problema coyuntural para que realmente se implementen cambios estructurales como la sostenibilidad o la digitalización. La constancia es lo que garantiza el éxito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, añadió.

¿Existe una tensión entre resultados financieros e implementación de modelos sostenibles?. Según Sacristán, no puede haberlos porque “la sostenibilidad no es una opción, es un deber. Ya no hay engagement con el consumidor si no se es sostenible”. En esa misma línea, Asensio comentó: “La sostenibilidad es un valor añadido que repercute en el producto, la marca y la imagen de la empresa; es positivo y da un retorno económico. Pero la última palabra siempre la tendrá el connsumidor final”.

Uno de los ejes del debate fue la importancia del currículum social, una herramienta que puede ayudar tanto a los individuos como las empresas a demostrar su compromiso y contribución social. En ese sentido, la plataforma Onnit impulsa desde su aplicación el uso de este documento, que abre una nueva oportunidad para las empresas de involucrar a clientes, empleados y stakeholders. “El currículum social es un elemento diferenciador que puede servir para encontrar nuevas opciones laborales o de colaboración”, indicó Brujó.

“El currículum social para mi es fundamental, sobre todo a la hora de elegir una persona que represente mi marca en el mundo”, aseguró Sacristán. “Una persona comprometida demuestra valores y, evidentemente, su forma de ser es parte de lo que va a transmitir de tu producto. Creo que, en el futuro, el currículum social va a ser un elemento diferenciador fundamental” añadió Asensio.

- Contenido relacionado -