Zeotap y Desigual se unen para optimizar su canal digital con una experiencia de compra hiperpersonalizada

Millones de personas han cambiado sus hábitos de consumo y se han orientado a la compra online como consecuencia del COVID-19. España, de acuerdo a eMarketer, es el país de Europa donde se pronostica para los próximos tres años una mayor tasa de subida de ventas en retail en el canal digital. Se estima que cerrará con un incremento de un 12,5%, hasta alcanzar los 31.730 millones de dólares. Además, el volumen previsto de ingresos de este mercado para 2023 será de 40.120 millones de dólares. Estas cifras son reflejo de que cientos de marcas de moda, como Desigual, están orientando sus esfuerzos al e-commerce, y con ello buscan la manera de rentabilizar sus inversiones en digital. En este camino, las plataformas de inteligencia de datos o Customer Intelligence Platforms (CIP) como Zeotap, ayudan a optimizar las campañas al aportar un conocimiento más amplio de los consumidores, permitiendo una visión 360º de sus comportamientos en el entorno digital.

En Desigual la innovación es una de las características identitarias de la marca. “Con ella buscamos estar más al servicio de los consumidores y diseñar una nueva experiencia de compra”, señala Javier Fernández Poyo, responsable de innovación de Desigual. “Para llevar a cabo esta tarea hemos querido contar con la tecnología de Zeotap, cuyo tratamiento del dato nos permite una mayor personalización, fortalecer la conexión con los consumidores, conocer atributos de ellos que antes no sabíamos y buscar esas audiencias similares para encontrar clientes futuros, además de acercarnos a las nuevas generaciones de clientes. Y todo con el objetivo de estar mucho más cerca de nuestros clientes con una visión 360 de ellos”

La plataforma de inteligencia de datos Zeotap está ayudando a Desigual en su diseño de una estrategia de marketing rentable dentro del fragmentado ecosistema digital de múltiples canales y dispositivos; móvil, tablet, PC… Un entorno que además presenta la complejidad de la trazabilidad y la identificación de los clientes, entre otros motivos, debido al bloqueo de cookies de tercera parte y a la abundancia de identificadores digitales de los consumidores según el dispositivo desde el que navega.

Al mismo tiempo, la tecnología de Zeotap permite aglutinar todos los identificadores de cada cliente en uno solo, de forma que logra garantizar un seguimiento efectivo del rastro que deja cada usuario en la red y lo hace preservando siempre los estándares de privacidad y seguridad como exige la normativa vigente. En el caso de Desigual, esto le permite a la marca conocer a la perfección a sus clientes y ser capaz de activar campañas con un ID único que les ofrezca una experiencia online y de compra adecuada; ajustada a sus necesidades y circunstancias presentes y futuras a través de campañas con mensajes hiperpersonalizados y con el producto o servicio que realmente necesitan.

Junto a Desigual, hay muchas otras marcas de moda que pueden beneficiarse del conocimiento milimétrico de los consumidores, puesto que la tecnología de Zeotap garantiza el enriquecimiento de la data propia de las marcas, asentada en su CRM, web y app, con data determinística o real de los gustos, necesidades, intereses e intención de compra, de los usuarios, proveniente de terceros. Y con todo, pueden generan un mapa personal o people graph de cada persona con el que pueden hasta predecir el comportamiento del usuario y adelantarse a sus necesidades; anticiparse a los momentos vitales de cada cliente. Así, por ejemplo, si una mujer va a ser madre, al tener conocimiento de este hecho, la marca puede ofrecer ropa de premamá o de bebé u otro tipo de productos similares para esta circunstancia vital de esa persona. O si un hombre es un apasionado de los deportes de riesgo, impactarle con publicidad de ropa de deportes de multiaventura. 

Al mismo tiempo, la inteligencia de datos en el sector retail-moda posibilita a las marcas de de todos los tamaños, contar con información exacta de los consumidores y de sus comportamientos. Pudiendo impactar a los millones de usuarios interesados en moda que se encuentran fuera de su ecosistema propio de marca. Y también a aquellos que interactúan con ella en su entorno pero que no están registrados. Asimismo, contribuye a incrementar el tráfico a las tiendas físicas al conseguir derivar clientes del entorno digital, mediante el uso de datos de geolocalización.

- Contenido relacionado -
Artículo anteriorLos animales toman vida para llenar de magia la Navidad
Artículo siguienteDEC BBDO desarrolla un corto para Viñas Familia Gil