Schweppes: “I like it like that”

‘I like it like that’ da nombre a uno de los hits sesenteros más influyentes del boogaloo, un tipo de ritmo afrocubano fusionado con el soul estadounidense, cantado tanto en inglés como en español, y ahora también al nuevo eslogan de Schweppes, firma de tónicas y refrescos de nuestro país. Esta declaración de intenciones —en España, la canción nos llegó como ‘A mí me gusta así’— vertebra la última campaña transmedia de la marca, la primera de alcance exclusivamente europeo que ha sido creada por la agencia internacional TBWA. El rodaje se localizó en Bulgaria y no estuvo exento de dificultades, pues tuvo lugar en pleno invierno, con la nieve y la pandemia azotando fuerte; por ello, cada actor contó con un sustituto en prevención y hubo un importante y costoso proceso de postproducción en el que muchas escenas se replicaron en 3D.

Su objetivo, además de seguir posicionando la marca en la categoría del refresco adulto, es incidir en la versatilidad de su gama de productos y en el amplísimo abanico de opciones de consumo que ofrece: solos o combinados; en casa o en una apetecible terraza; bebidos ‘a morro’ o servidos primorosamente en vaso, siguiendo las reglas del perfect serve; acompañando las comidas, de noche y muy especialmente de tarde —ese nuevo y predilecto territorio de la copa consciente y relajada, pensada para beberse despacio y ganarle horas al día—, pero siempre demostrando que cualquier momento puede ser especial, merecedor de nuestro disfrute y digno de ser compartido en sociedad. Y la cotidianeidad, refrescante.

Esta función didáctica de la campaña también se traslada al propio nombre, ya que subraya su musicalidad —Sscccchhhhppppees’—, para que por fin sea bien pronunciado.

La campaña, en cuyas piezas imperan el icónico color amarillo de la marca y sus assets más distintivos en clave de positivismo y frescura, también pretende ser una invitación a reivindicar los gustos particulares y la singularidad, la misma que muestran las dos referencias estrella de la gama: la tónica original, siempre infalible con su característica burbuja, sello de la casa, y Tónica Pink, la última innovación de la firma: un mixer natural, reducido en azúcar, bajo en calorías y elaborado a partir de grosella natural.

- Contenido relacionado -
Artículo anteriorDarwin Social Noise y Ecoembes combaten la basuraleza con humor
Artículo siguienteRPM-MKTG se une con Mussara