La tecnología y analytics siguen evolucionando

Rebold está consolidando el trabajo para sus clientesa partir de predictive analytics y modelización basada en el consumer decision journey, nuevas técnicas que facilitan la labor de los directivos de marketing y comunicación en un entorno cada vez más complejo. 

Estas técnicas ofrecen soluciones creadas con matemáticas y tecnología que permiten estimar resultados estimados de ventas, en función de las decisiones de marketing y comunicación, y por tanto, minimizar el riesgo en la toma de decisiones.

En la actualidad, sólo el 23% de las compañías usan activamente predictive analytics, según una investigación de Dresner Advisory Services, una cifra que no ha aumentado en el último año.

Sin embargo, cuando se les pregunta a esas empresas cuán importante es para su negocio, una gran parte de ellas responde que es crítico, muy importante o importante avanzar en analytics para obtener ventajas competitivas en su industria. En concreto, más del 90% dicen que es muy importante para reporting & dashboarding (seguimiento de la actividad y resultados); más del 70%, para integrar analítica en la operativa (optimización, personalización); y casi el 70% para planificar presupuestos y esfuerzos óptimos y eficaces.

Hoy en día, la tecnología y analytics han evolucionado enormemente para ayudarnos a tomar cada vez más decisiones basadas en datos dentro del marketing, una industria que tradicionalmente se había apoyado en el expertise y el know-how”, explica Patricia JunyentCountry Manager de Rebold Analytics Spain.

Existen múltiples técnicas para la planificación estratégica de la comunicación (definir presupuestos óptimos por canal de comunicación, por mensajes, etc.), y entre ellas, aparece la modelización basada en el consumer -based modeling (o basado en agentes), que ha empezado a utilizar de forma pionera Rebold, empresa de marketing y comunicación basada en el análisis de datos. 

Son técnicas que se habían usado en otros sectores y aplicaciones, como la logística, biología y ecología, y en social science, pero todavía no se había aplicado al mundo del marketing y la comunicación.

La modelización basada en agentes (consumer-based modelling) permite simular las dinámicas de mercado: cómo los consumidores toman decisiones y se decantan por una marca u otra en función de las acciones que éstas realizan, y en función de cómo los consumidores interactúan entre ellos. La simulación permite estimar resultados esperados según las acciones que realizamos, y evaluar por tanto el impacto de distintas estrategias.

Este tipo de técnica permite representar la dinámica de mercado y el comportamiento esperado de los consumidores en base a datos de encuestas, inversiones, acciones, ventas y comportamiento de la competencia”, continúa Patricia Junyent. “Con ello, se pueden simular resultados esperados de notoriedad, consideración o venta, según las decisiones que toman las marcas, para decidir invertir en un canal u otro, para lograr objetivos de marca o mejorar eficiencia”.

De este modo, por ejemplo, es posible simular qué ventas estimadas tendrá una compañía si incrementa su inversión en search, PR & influencers, a la vez que disminuye los esfuerzos en el punto de venta físico como la prueba de producto. O analizar qué sucede si reduce la inversión en su fuerza comercial o cómo afecta a sus ventas el word of mouth de las nuevas marcas pure digital.

Artículo anteriorUPDAY es la app de noticias con más audiencia y mayor cuota de mercado
Artículo siguientePablo Pintado se incorpora a ROI UP Group como Business Manager