¿Qué pasa cuando aceptas las cookies?

Cada vez que en una página web pinchamos en las famosas cookies abrimos la puerta a la publicidad personalizada. Aunque no nos paremos a leerlas, se trata de un fichero que contiene información sobre las acciones realizadas en una página web y su aceptación trae consigo, entre otras cosas, la personalización de la publicidad. A partir de ese momento en cualquier navegación por internet o en redes sociales puede aparecer publicidad de productos buscados con anterioridad o, incluso, relacionados con otro contenido de interés para el usuario.

Desde Ironhack, la escuela en formación tecnológica, explican que la publicidad personalizada es un conjunto de estrategias que permiten a las empresas ofrecer productos y servicios diferenciados para cada cliente. A través de estos métodos se diseñan mensajes que impactan en el consumidor de una manera incesante en busca de su click. Esto implica una generación de datos constante ya que cualquier búsqueda, movimiento o actualización en internet crea información nueva, que deriva en un gran volumen de información conocido como Big Data.

El Big Data, en auge

Datos de Statista revelan que el volumen de datos generados a nivel mundial superará los 180 zettabytes en 2025. O lo que es lo mismo: habrá un crecimiento medio anual de casi un 40% en cinco años. Un auge que se debe, en gran parte, al boom de las redes sociales y a la extensión del 5G y del ‘Internet de las cosas’.

Y es que desde Ironhack señalan que el Big Data es la disciplina que se encarga de procesar y analizar grandes cantidades de datos recogidos en Internet, los instrumentos científicos, los dispositivos móviles y la tecnología de sensores y redes. De esta manera, los analistas de Big Data pueden anticiparse a futuros escenarios para adecuar la información al cliente o aumentar las ventas. Para ello, realizan un seguimiento de patrones de conducta que les permite conocer mejor al consumidor y, mediante la segmentación de los clientes, consiguen una evolución precisa y actualizada de las preferencias de cada uno.

Analista de Datos, la profesión de presente y futuro

Para poder dedicarse a esta profesión es necesario combinar la pasión por la estadística, algoritmia, gestión de estructuras de datos complejos y conocimientos básicos sobre ingeniería de software. El hecho de poder extraer, analizar y procesar datos dota a las empresas de mucha información sustanciosa. Las compañías son conocedoras de ello y, según datos de la Fundación Cotec, el mercado de Big Data crece cada año un 30% en España, lo que genera una gran variedad de puestos de trabajo: administrador de datos, ‘data artist’, científico de datos, ingeniero de datos…

Para especializarse en estos campos, Ironhack imparte el bootcamps de Análisis de Datos. Una formación que permite a sus alumnos entrar en la creciente industria tecnológica. Además, ofrece dos modalidades, presencial u online, con una duración de 9 semanas a tiempo completo o de 24 semanas a tiempo parcial.

“Hoy en día procesar y analizar la cantidad ingente de datos que se crea a cada minuto es una necesidad imperante. Se trata de una realidad cada vez más presente en el mundo empresarial. En Ironhack estamos convencidos de liderar la educación en este ámbito para que más adelante nuestros alumnos tengan una gran ventaja competitiva en el mercado laboral. Actualmente, analista de datos está considerado uno de los empleos más crecientes y demandados gracias a su esencial utilidad”, afirma Miguel Enríquez, Lead Teacher Data Analytics en Ironhack.

- Contenido relacionado -