Montero y Ella realiza la última campaña para la Fundación CRIS

La Fundación CRIS Contra el Cáncer presenta En la Investigación nos va la Vida”, una campaña protagonizada por los propios investigadores, que con mensajes llamativos y “políticamente incorrectos”, pretenden concienciar sobre la necesidad de invertir en la investigación contra el cáncer, y que la investigación salva vidas, y por ello afirman: #AmoElDinero.

CRIS lanza esta campaña para celebrar el Día del Investigador Científico, que se celebra el próximo lunes 10 de abril, y dejar constancia de una situación que hay que parar: en España hay un 10% menos de investigadores que en 2010, y un 12% menos de inversión en Ciencia que en 2008 (Datos Actuales del Instituto Nacional de Estadística, INE).

Marta Cardona, directora de la Fundación CRIS Contra el Cáncer explica la  importancia de presentar una campaña como  “En la Investigación nos va la Vida” en nuestro país: “Es una campaña diferente; los investigadores hacen afirmaciones como #AmoElDinero o “me encanta el dinero” que en cualquier otro contexto estaría mal visto, pero que busca concienciar a la sociedad de que es imprescindible que se invierta en investigación, tanto por parte del Estado, que debería aumentar los recursos, como por las personas, que con su propio dinero apoyen también a  los investigadores”. Además, añade, “en CRIS somos conscientes de que la investigación es la única vía para vencer el cáncer, por eso financiamos proyectos punteros de investigación en cáncer a través de fondos privados y de empresas, ya que el trabajo del investigador es un trabajo fundamental para avanzar y descubrir nuevas terapias”.

Uno de los protagonistas de la campaña, el doctor Antonio Pérez, pediatra e investigador de cáncer infantil del Hospital de la Paz (Madrid), nos sorprende en el spot con afirmaciones como Necesito dinero. Y cuanto más dinero, mejor” para luego explicar la razón de estas palabras: “Con dinero se pueden hacer cosas alucinantes. Con dinero podemos secuenciar la genética de los cánceres infantiles. Con dinero podemos desarrollar tratamientos inmunoterápicos con menos efectos secundarios. Con dinero se puede curar el cáncer infantil”.