Las pequeñas empresas apuestan por el Black Friday y la campaña de Navidad para salvar el año

La crisis provocada por el COVID-19 ha tenido efectos muy negativos en la mayoría de las empresas, sobre todo, en los comercios pequeños y de carácter más local. Estos negocios experimentaron durante el mes de marzo un descenso en su facturación del 14,3% respecto al mismo mes de 2019, según el INE (Instituto Nacional de Estadística).

El verano está suponiendo una reactivación gradual de la economía, pero aun así será difícil alcanzar los niveles de facturación de años anteriores. Por eso, la temporada de invierno será vital para compensar la pérdida de ingresos y, para ello el Black Friday y la Navidad serán fechas clave. En este sentido, las pequeñas empresas han comenzado a planificar antes que nunca las campañas para el Black Friday y Navidad. Algo que han podido constatar desde FLYERALARM, una de las imprentas online B2B líderes en Europa, por el tipo de pedidos que están recibiendo de sus clientes, entre los que se encuentras pequeñas y grandes empresas.

“Sorprendentemente, las empresas están empezando a planificar antes que nunca las Navidades de este año, por lo que ya estamos empezando a ver que algunos clientes están pidiendo presupuestos para artículos de Navidad, así como para promociones del Black Friday, como los calendarios diseñados especialmente para esta fecha con descuentos diferentes para cada día durante todo un mes. En un contexto normal, estas peticiones suelen llegar a finales de agosto o principios de septiembre, pero no en junio, explica Toon Van Buylaere, Country Manager de FLYERALARM en España.

Según apuntan desde esta compañía, este tipo de recursos permiten al pequeño comercio ampliar el periodo de ventas y aumentar su facturación, además de mostrar diferentes productos y ofertas al cliente.

“Estamos sorprendidos por la cantidad de pedidos de calendarios de Black Friday que estamos recibiendo, pero también estamos recibiendo numerosas peticiones de productos que normalmente solo ofrecemos en la temporada navideña, como bolas de navidad o tarjetas postales con aroma”, concluye Van Buylaere.

- Contenido relacionado -