Iberdrola aumenta su compromiso con las energías renovables

Foto de Tecnología creado por chevanon - www.freepik.es

Las energías renovables son el futuro, algo de lo que son conscientes tanto los ciudadanos como las compañías energéticas. El movimiento ecológico tiene cada vez más peso y ha conseguido concienciar a una gran parte de la población sobre la amenaza del cambio climático. Las empresas no han querido quedarse atrás y cada vez son más aquellas que apuestan por invertir en sectores que aseguren el futuro de nuestro planeta. 

Esta creciente concienciación puede verse reflejada en el aumento de inversores que apuestan por acciones de Iberdrola o compañías similares, que cuentan con serias consideraciones respecto al medio ambiente. Precisamente, hace tan solo unas semanas, la empresa española presentó su plan de inversión más ambicioso y podría suponer un antes y un después en el sector de las energías renovables.

Iberdrola: un ejemplo a seguir

El pasado mes de noviembre se conoció una decisión que podría cambiar para siempre el futuro de la energía en España. Iberdrola presentó su plan de inversión más importante hasta la fecha, con el que promete invertir 68.000 millones de euros en energías renovables, redes y otras soluciones inteligentes. Los 7.000 millones de euros restantes del plan han ido destinados a la compra de PNM Resources, una compañía energética con sede en Nuevo México (Estados Unidos).

Este plan de Iberdrola se desglosa de la siguiente manera. Entre 2020 y 2022, se invertirá, de media, 10.000 millones de euros anuales, mientras que entre 2023 y 2025, esta inversión incrementará hasta 13.000 millones de euros al año. La principal área de inversión será, como se ha dicho antes, las energías renovables (51 % de las inversiones orgánicas y unos 34.680 millones de euros), mientras que las redes supondrán el 40 %, o 27.200 millones de euros.

Con este plan, Iberdrola conseguirá doblar su capacidad renovable, que pasará de los 32 GW de 2019 a los 60 GW en 2025 y se repartirá entre energía eólica en tierra y marina, energía solar y energía hidráulica. La mitad de la inversión va destinada a Estados Unidos y el Reino Unido, mientras que España presenciará los primeros proyectos de hidrógeno verde. En concreto, la compañía dirigida por Ignacio Galán instalará la primera planta de uso industrial de Europa en Puertollano (Ciudad Real).

¿Qué significa esto para el sector de las energías renovables?

El primer beneficiado de este plan de Iberdrola dentro del sector de las energías renovables es, lógicamente, Iberdrola. Se considera que la empresa verá afianzada su situación económica al mismo ritmo de su inversión. La energética prevé un beneficio bruto de 15.000 millones de euros en 2025, lo que supondría un incremento de 5.000 millones respecto al 2019. En total, las ganancias se situarían en casi el 47 % y superaría al récord de 3.400 millones de euros en beneficio conseguido el año pasado.

Pero qué duda cabe que otras empresas se beneficiarán de tener a Iberdrola liderando el sector. Es clave que una compañía de estas características dé ejemplo, pues eso impone presión al resto para que sigan el mismo camino. Al tomarse seriamente el impacto medioambiental, Iberdrola conseguirá ganarse la confianza de más clientes y estos, a su vez, entenderán la importancia de apostar por soluciones ecológicas.

El futuro pasa por la energía renovable

Ya lo dijo el propio Ignacio Galán, presidente de Iberdrola: “Nuestro modelo de negocio, tras 20 años anticipando la transición energética, nos sitúa como un agente tractor clave en la transformación del tejido industrial”. Es por eso que es clave que empresas como Iberdrola se comprometan socialmente e inviertan en soluciones que aseguren el futuro de nuestro planeta. Eso llevará, inevitablemente, a un aumento de las inversiones individuales en el sector de las energías renovables.

Artículo anteriorLas cuatro nuevas tendencias de la Navidad 2020
Artículo siguienteBemypartner celebra su 7º aniversario estrenando nueva imagen y look&feel de la web