El barco autónomo Mayflower comienza a probar en el mar el funcionamiento de su capitán basado en Inteligencia Artificial

IBM y la organización de investigación marina Promare han anunciado hoy las primeras pruebas en el mar de la Inteligencia Artificial que funciona como capitán del nuevo Mayflower, lo que supone un paso fundamental en la construcción del barco autónomo. El nuevo Mayflower cruzará el Atlántico sin tripulación, controlado por este capitán no humano a finales de este año. La prueba, que tendrá lugar en un barco de investigación tripulado frente a la costa de Plymouth en el Reino Unido, evaluará cómo la nave utiliza cámaras a bordo, IA y sistemas de edge computing para navegar con seguridad alrededor de los barcos, boyas y otros obstáculos que previsiblemente encontrará en el océano cuando salga al mar el 16 de septiembre de 2020.

El barco autónomo hará la ruta del Mayflower original de 1620 para conmemorar el 400 aniversario del famoso viaje. Navegando desde Plymouth, Reino Unido, a Plymouth, Massachusetts, sin capitán ni tripulación humana, probablemente se convertirá en la primera embarcación de tamaño completo y totalmente autónomo en cruzar el Atlántico. De esta forma, la misión fomentará el desarrollo de naves comerciales autónomas y transformará el futuro de la investigación marina.

“Aunque el mercado de los barcos autónomos crecerá de los 90.000 millones de dólares actuales a más de 130.000 millones de dólares en 2030, muchos de los barcos autónomos de hoy en día son robots que no se adaptan dinámicamente a las nuevas situaciones y dependen en gran medida del control de los operadores, indica Don Scott, director técnico del Mayflower autónomo. “Usando un conjunto integrado de tecnologías punteras como IA y cloud estamos trabajando para darle al Mayflower una autonomía completa, desafiando los límites de lo que es posible actualmente”, añade.

Ante escenarios adversos, el capitán autónomo del Mayflower va a ser capaz de analizar incluso sin conexión satelital a qué se enfrenta y decidir qué medidas tomar a través de su tecnología. En primer lugar, evalúa el entorno e identifica los posibles peligros. En segundo lugar, evalúa las opciones que existen para tomar una decisión. Por último, elige las mejores acciones y da instrucciones al buque.