“Baila, sangra y olvida” de Tzetze

Claire en la batería, los loops vocales y los FX y Raúl, con bajos simulados, guitarras y voces del más allá, son el corazón y el pulso de este trabajo explosivo, valiente y arriesgado en el que las repeticiones, los ruidos y el ritmo, a veces frenético y desenfrenado, crean una sensación de desorden sonoro que convierte a Baila, sangra y olvida en una vía para la experimentación musical de Tzetze.

Salvajes y nada complacientes, saben que difícilmente serán radiados, pero que están ofreciendo andanadas de creatividad a un público, minoritario sí, pero ávido de nuevas experiencias.

Es un trabajo autoeditado en vinilo y digital que puede encontrarse en su página tzetze.bandcamp.com para poder disfrutar de sus emocionantes Columelos de fantasía.

Artículo anterior5 casos de branded content
Artículo siguienteEl primer Foro de IA se celebrará el 29 de octubre