Amazon consigue que se paralice el contrato de Microsoft con el Pentágono

Amazon ha conseguido que un tribunal federal de EEUU estime su recurso para paralizar el multimillonario contrato de Microsoft con el Pentágono. La jueza federal encargada del caso ha dejado el contrato en suspenso de forma temporal hasta nueva orden.

El contrato se adjudicó en octubre pasado a Microsoft para desarrollar el proyecto JEDI y Amazon llevo este acuerdo a los tribunales el pasado mes de diciembre.

Con esta demanda, Amazon busca demostrar que Trump tiene un rechazo personal contra Bezos y que por eso ha apartado la candidatura de su compañía en la licitación del Pentágono. Como prueba de ello, ha solicitado interrogar al exsecretario de Defensa James Mattis, que ha desvelado en sus memorias que el presidente de EEUU le pidió “jugársela a Amazon” para echarles del proceso de adjudicación.

Tras varios meses de polémica, la compañía que dirige Jeff Bezos ha conseguido paralizar uno de los contratos más polémicos de los últimos años. 

El proyecto en cuestión implica el desarrollo de una infraestructura en la nube para el Departamento de Defensa y su mantenimiento durante 10 años. El contrato, valorado en 10.000 millones de dólares, se adjudico mediante una licitación pública que Amazon asegura, no fue justa.

La empresa se postulaba como la favorita para hacerse con el millonario contrato, sin embargo, El Pentágono concedió el contrato a Microsoft. La primera decisión de Amazon fue la de iniciar el proceso legal para protestar ante la adjudicación, afirmando que la tecnología en la nube de la firma es “objetivamente superior” a la de Microsoft.