Acusan a Facebook de ocultar métricas publicitarias exageradas

Un grupo de anunciantes interpone una demanda por fraude a la red social. El error habría sido descubierto en 2015, pero Facebook no lo hizo público hasta un año después, y tras una investigación de “The Wall Street Journal” lo puso sobre la mesa. Las visualizaciones de los vídeos habrían sido infladas hasta en un 900%, según las acusaciones. Facebook reconoce el error en la medición, pero niega que fuera voluntario.

La cruzada contra Facebook no cesa, y lo peor para la compañía de Mark Zuckerberg es que los frentes abiertos se ceban con su propio funcionamiento interno. Ahora le toca al vídeo, una de las grandes apuestas de la compañía desde hace varios años, y cuyo culmen debería ser la puesta en marcha de Watch, su plataforma con películas y series, entre otros contenidos. En su momento, y para facilitar el control sobre este cotizado formato, Facebook vetó en sus muros los vídeos de otras plataformas(véase YouTube), con la intención de gestionar tanto la audiencia como la publicidad. También la inversión en promocionarlos. Y eso ha escocido a los anunciantes que se rascaron el bolsillo: gastaron dinero en vídeos con unas cifras de audiencia en mente que, según denuncian, eran falsas. Acusan a Facebook de haberlas inflado durante más de un año, como poco. Dicen que entre un 150 y un 900 %.

El culebrón comenzaría en 2015, cuando Facebook descubrió un error en el sistema de medición de visualizaciones de sus vídeos. La compañía solo contabilizaba las visualizaciones superiores a los tres segundos cuando calculaba la ‘duración media de vídeo visto’. Las visualizaciones de menos de tres segundos no eran tenidas en cuenta, inflando como consecuencia la media de visualizaciones.