Zara y Bershka no se rinden ante el Covid-19

Con un valor de marca de 13.1 mil millones, Zara ocupa la sexta posición en el top 10 de marcas del sector textil a nivel mundial, ranking que lidera nuevamente Nike con un valor de marca de 31.4 mil millones de euros. Zara y Berhska, del Grupo Inditex, son las dos marcas españolas en el ranking Apparel 50 2020 de las 50 más valiosas del sector de moda internacional de Brand Finance, la consultora independiente de valoración de intangibles cuyos rankings cumplen con  los ISO 10668 e ISO 20671 de valoración y evaluación de marcas respectivamente.

El Grupo Inditex, que cerró 2019 con resultados record, ve peligrar ahora sus números, como el resto del sector, a consecuencia del Coronavirus. El grupo textil gallego, batió de nuevo récord de ventas en el 2019, con 28.286 millones facturados, y aumentó un 6% su beneficio neto, hasta los 3.639 millones de euros. Zara continúa siendo la cadena estrella del grupo como motor de las ventas, mientras que Stradivarius y Uterqüe son las que más crecen. Coincidiendo con nuestro ranking, Bershka repite como la segunda firma del grupo por cifra de negocio, seguida por Pull&Bear, Massimo Dutti y Oysho.

Con un valor de marca total de 14.6 mil millones de euros, España ocupa la quinta posición en valor de marca en el sector textil a nivel mundial por detrás de Estados Unidos (80.0 mil millones), Francia (60.4 mil millones), Italia (37.1 mil millones) y Alemania (19.6 mil millones). Estados Unidos con 17 marcas aporta el 29% del valor de marca del ranking seguido de Francia con 6 marcas del segmento del lujo que suman el 22% del valor e Italia con 9 marcas en el ranking y una aportación del 14%.

El consumo cae estrepitosamente en España desde que el Gobierno decretó el estado de alarma. El confinamiento y la alerta sanitaria han provocado el cierre de los establecimientos y de la mayoría de las fábricas del sector. Esto deriva en la suspensión temporal de muchos trabajadores, que, ante un panorama aún incierto, reducen sus gastos y el consumo baja. Las empresas temen que el impacto les lleve a pérdidas y a recortar plantillas. Mientras que muchas de ellas ha optado por la opción del ERTE, el Grupo Inditex a día de hoy no ha tomado decisiones sobre eventuales ajustes de plantilla, pero en caso de que se realizase un ERE temporal, pasado el mes de Abril, la compañía indicaba que este hipotético ERTE solo sería para su personal de tienda, y que quedaban expresamente excluidos su red de logística, las fábricas y sus servicios centrales. Además, se comprometió a completar el salario de los afectados por el ERTE hasta el 100% de sus retribuciones.

Uno de los primeros retos a los que se enfrenta el sector es la falta de visibilidad de las marcas con las tiendas cerradas y los consumidores en casa. La compra online ha ayudado a paliar los daños económicos que está causando el coronavirus a nivel global. El sector ofrece también envíos gratis y plazos de devolución ampliados.

Artículo anteriorJamie Iannone, nuevo consejero delegado de eBay
Artículo siguiente‘La Publicidad en tiempos de pandemia’