Wiko refresca su imagen corporativa

Wiko, el fabricante europeo de smartphones, refresca su imagen en este 2019 y realiza un rebranding fruto de su nuevo posicionamiento en el mercado español e internacional.

Tal y como la compañía adelantó hace unos días durante la celebración del MWC, este cambio responde a la evolución de la marca, que crece sin perder el espíritu joven que la define desde sus inicios. Como resultado de este proceso, Wiko ha rediseñado su logo dotando a su icónica W color Bleen (juego de palabras que surge de la combinación de los colores -en inglés- blue y green) de un aspecto más nítido y de una mayor definición, al mismo tiempo que iguala el tamaño de sus letras a través del uso de las mayúsculas. De esta manera, la marca quiere transmitir el estatus y madurez actual de la firma, conservando su esencia.

La marca nació en el sur de Francia en 2011 y, dos años más tarde, comenzó su internacionalización. Fue entonces, en 2013, cuando llegó a España fortalecida por el apoyo de un gran grupo internacional. A lo largo de estos años, la entidad ha ido afianzándose, no solo en nuestro país, sino en más de 30 países, gracias a sus esfuerzos por facilitar el acceso a la última tecnología en el mercado.

El actual posicionamiento responde a la realidad que está viviendo la compañía tecnológica, que avanza y se inspira más que nunca en los jóvenes y en sus intereses, necesidades y estilo de vida. “La juventud actual crea, innova y revoluciona, convirtiéndose en auténticos motores del cambio”, apunta Irene Manterola, directora de Marketing y Comunicación de Wiko en España. Y es por eso que Wiko pone el foco en un público específico entre los 18 y 25 años, y otro más amplio que va desde los 14 a los 35. “Estos targets tienen demandas tecnológicas a las que damos respuesta a través de una nueva generación de smartphones que, más allá de ser meros dispositivos, son un símbolo de unión y libertad que permite romper barreras. La conversación con el consumidor es una de nuestras prioridades, porque solo así podemos dar respuesta a sus necesidades reales”, añade.

El objetivo de la marca es llevar a su comunidad a un viaje y acompañarla durante todo el camino, en una nueva etapa en la que apuesta por ser más omnicanal, más urbana, más accesible, más sorprendente y, en definitiva, más experiencial. “Nosotros queremos, a través de nuestros dispositivos, estar al lado de los jóvenes y ser esa ventana que amplifique y revele al mundo entero su potencial y su talento. Creemos firmemente que humanos y tecnología somos uno solo”, apunta la directiva.

Al grito de “Let ́s Live It”, el fabricante de teléfonos móviles invita a sus usuarios a ser los impulsores de la transformación y les abre un mundo de oportunidades.
De esta forma, deja atrás el concepto Game Changer, con el que la firma se posicionó como el protagonista del cambio en las reglas del juego del sector de la telefonía móvil. En esta nueva fase, la corporación invita a su público al movimiento y les impulsa a vivir la experiencia Wiko desde un punto de vista joven, fresco y dinámico. Gracias a una tecnología bien diseñada y unos precios accesibles, el propósito de la firma es poder acompañar a sus usuarios, especialmente a aquellos de la generación Z y millennials, para que vivan la vida al máximo.

Artículo anteriorLa última campaña de DDB para Audi te invita a dejar de soñar
Artículo siguienteMcCann lo da todo con LaLigaSportsTV